Escribe para buscar

Llega a España un nuevo fertilizante orgánico. BIOGENASOL

Biogenasol es el nuevo abono vegetal para el cultivo de frutas y verduras que presenta la empresa austríaca Agrana y distribuye Sesur en nuestro país.

Comparte

En la Presentación de Variedades de Patata que realizó la empresa Sesur el pasado 28 de abril, pudimos conocer la oferta de empresas auxiliares para la mejora del desarrollo de este cultivo. Una de ellas fue patrocinadora del evento, la compañía Agrana, que presentaba un nuevo fertilizante cuya distribución en España corre a cargo de George Kolmhofer, de Sesur.
El nuevo abono es Biogenasol, un producto que se ha estado utilizando en césped, ofreciendo resultados espectaculares. Este éxito se ha querido trasladar a otros cultivos como la patata, para el que este será el primer año de aplicación en España, aunque tiene una rápida eficacia inicial, y ya se podrá comprobar en este ejercicio hasta un 70% de sus efectos. “En solo tres años se podrán percibir los resultados al 100%”, puntualiza Ingolf Sonnleitner, de la empresa Agrana desde su stand en el evento de Sesur.
Hace cinco años que existe en el mercado, aunque este será el primero en España. Su principal diferenciación radica en que tiene un alto contenido en nitrógeno, un 5,5% cuando la media de fertilizantes orgánicos suele ser de un 3,8%. Reestructura el suelo, le permite obtener raíces más fuertes y en definitiva una planta saludable, lo que se traduce en una mayor calidad de la patata. Además, “uno de los efectos principales de nuestro producto es que, al contribuir a que el suelo adquiera una textura desmenuzable, aumenta su capacidad de almacenamiento y se promueve la formación de humus. Las condiciones del suelo mejoran incrementándose su capacidad de retención de agua y nutrientes, lo que hace que las plantas sean más resistentes de cara a posibles periodos de estrés”, explica el representante austríaco, quien añade que todo esto contribuye a una alta productividad y larga durabilidad.
Biogenasol se presenta en forma de granulado y para su producción se han utilizado solo materias primas vegetales como maíz y otros cereales, lo que la certifica como abono para la agricultura ecológica. Concretamente, se produce mediante la fermentación de cereales con ayuda de levadura y se mezcla con abonos líquidos orgánicos. De esta manera, la biomasa de levadura y la mezcla de su composición estimula intensivamente los microorganismos del suelo y contribuyen a la mejora de la salud del terreno.

Alicia Lozano

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link