Escribe para buscar

“La diferencia en proyectos como Fashion son las personas”

Crisanto Ampuero Responsable de I+D+i de Grupo AGF. Consumer and Customer Manager (BASF Vegetable Seeds)

Comparte

Se considera un privilegiado tanto por donde trabaja (BASF Vegetable Seeds) como por el sector donde lleva desarrollándose más de 30 años, “enseguida me di cuenta del valor y futuro de la horticultura bajo plástico y decidí no volver a mi lugar de origen”. Ejemplo de esa pasión es el liderazgo y protagonismo que ha tenido en alguno de los proyectos más disruptivos de la agricultura almeriense y nacional en los últimos años.

Estudió Ingeniería Técnica Agrícola en la Universidad Laboral de Sevilla, aunque seguidamente se traslada a Madrid para graduarse como Ingeniero Agrónomo en la Politécnica de Madrid. Confiesa que su vocación frustrada es la enseñanza, aunque pudo ejercer de profesor durante un curso académico en un instituto de Madrid para la asignatura de Ciencias.

Ha desarrollado practicamente toda su carrera profesional con BASF Vegetable Seeds, que cuando se incorporó se denominaba Nunhems Semillas; allí ha podido crecer y avanzar profesionalmente gracias a la confianza que ha recibido para desarrollar proyectos. Aunque Fashion sea la estrella, destaca otras alianzas en los 90, como el consorcio de 15 empresas almerienses para la exportación de un melón Cantaloupe Novanum; o la introducción de genes de larga vida en melones Galia y Charentais, “a estos proyectos hay que añadir la colaboración, perseverancia e ilusión de los equipos en la búsqueda de soluciones de valor, que, en definitiva, es el objetivo final”, añade Ampuero.

Y es que no se entiende el éxito de Fashion sin la figura de Crisanto Ampuero, un proyecto que nace en 2003 como una oportunidad de negocio para recuperar, e incluso incrementar, el consumo nacional per cápita a la baja y con una grave crisis de cultivo en sandía. “En Nunhems Semillas vimos que era una apuesta a caballo ganador”, declara.

Otro factor clave fue la unión y colaboración de los productores, que aun siendo de cuatro comunidades diferentes y modelos de empresa distintos “captaron rápido que ese reto únicamente podía llevarse a cabo juntos y había que superar perjuicios y prejuicios”. Para Ampuero, la lectura más importante es que el principal diferenciador de este tipo de proyectos son las personas que lo componen.

Aplicable a Fashion, y probablemente a cualquier modelo de éxito, la dificultad bajo su punto de vista no es tanto alcanzarlo como mantenerlo, y para respaldarlo nos cita uno de los mensajes que Lewis E. Plat transmite en sus reuniones anuales con los socios: “El riesgo del éxito es pensar que lo que te hizo exitoso en el pasado te hará exitoso en el futuro”, la apuesta por la innovación deber ser una constante para consolidar el liderazgo.

Al igual que con Fashion, Ampuero muestra admiración por diferentes casos de éxito que le han aportado mucho durante su carrera profesional, como Cosentino o Zespri, que introdujo una nueva fruta en España hace unos 50 años para ocupar un “momento” que no interesaba a nadie -“es la mejor fruta para el desayuno y para ser más regular”-.

Preguntado por la diferente percepción de frutas y hortalizas respecto a los procesados, insiste en que “hay que captar la atención del consumidor, ya que sabemos que la decisión de compra de una marca es emocional entre el 70-80% de los consumidores, luego debemos hacer nuevas cosas, sino tendremos los mismos resultados”, concluye Ampuero.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *