Escribe para buscar

“La crisis va a acelerar la innovación en tomate”. VICASOL

Vicasol y Coprohníjar han sellado un acuerdo para la puesta en marcha de la marca gourmet FLOU, cuya primera referencia será un tomate asurcado de gran sabor que comercializarán a partir de noviembre.

Comparte
Vicasol

La capacidad de adaptación es clave en un sector como el hortofrutícola, que en los últimos meses ha tenido que afrontar el mayor reto que sus profesionales recuerdan: alimentar a España y a buena parte de Europa en plena pandemia. Y ha sido capaz de hacerlo, aunque esto haya supuesto tomar decisiones de un día para otro y ajustar su operativa a una realidad que nunca nadie imaginó. Es el caso de Vicasol, que incluso antes de que comenzara el estado de alarma implantó los protocolos de seguridad recomendados por las autoridades.

Su principal cultivo, el tomate, es considerado un producto básico en la cesta de la compra y, precisamente por ello, no ha sido de los más afectados por la crisis. Sin embargo, su director general, José Manuel Fernández, apunta que “los precios de las especialidades sí se han visto perjudicados”, y a la histeria provocada por la pandemia une un segundo factor determinante para esta situación: la competencia de países terceros que entran en el mercado a precios bajos. Para Fernández, “el origen de lo que consumimos debería ser más importante en la decisión de compra”, ya que solo así “podremos mantener un sector económico fuerte, que genere riqueza y empleo”.

Aun así, se muestra consciente de que esta competencia siempre existirá y, para contrarrestarla, aboga por aportar valor a la producción almeriense a través de la calidad y la diferenciación, dos factores que cobran mayor importancia en estos momentos. Tanto es así que, según Fernández, “la crisis acelerará la innovación en el cultivo de tomate”, y el primer ejemplo de ello lo abandera la propia cooperativa junto con Coprohníjar, que acaban de lanzar su marca gourmet FLOU. En una época de incertidumbre como la actual, ambas entidades han sellado un acuerdo para la comercialización bajo este sello de un tomate asurcado a partir de noviembre, pero podrían ampliar la gama con la introducción de nuevos productos en un futuro. De momento, cuentan con 10 hectáreas en producción, cinco bajo técnicas de control biológico y otras cinco en ecológico. Su objetivo, como explicó durante la presentación del proyecto Juan Segura, presidente de Coprohníjar, es “ofrecer al consumidor un producto de sabor, calidad y a un precio asequible” que, además, cuenta con la vida útil necesaria para llegar al lineal con las mayores garantías.

Apuestas de valor
Vicasol sigue apostando por el ecológico, línea que supone ya el 10% de su volumen de negocio y que continúa creciendo. Asimismo, abogan por la innovación en variedades, formatos y nuevas formas de consumo, como su línea de conservas y productos de V Gama como la fritada, el pisto, gazpacho o salmorejo.

FLOU 
• Marca gourmet.
• Su primera referencia, un tomate asurcado.
• 10 hectáreas en producción: 5 ha bio y 5 de control biológico.
• Disponible a partir de noviembre.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *