Escribe para buscar

«La clave es unirse para avanzar en modernización»

El sector agroalimentario andaluz debe ganar en eficiencia sin descuidar el respeto al medio ambiente, algo que solo es posible si hace de la innovación su piedra angular.Entrevista a Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.

Comparte

Pese a suponer el 8% del PIB andaluz, el sector agrario sigue adoleciendo de problemas como su atomización o la pérdida de rentabilidad de los productores. ¿Es posible seguir creciendo?
El sector agroalimentario andaluz es, sin duda, una potencia y un motor que impulsa la economía de la Comunidad Autónoma hasta posicionarla como líder en oferta de alimentos frescos y saludables a nivel mundial.
La atomización es uno de los retos que aún están por superar, pero no supone un freno de la actividad; más bien, un peso que no deja crecer a las entidades al ritmo que deberían. Personalmente, estoy convencida de que, poco a poco, estamos avanzando en ese sentido y de que cada día son más las empresas pequeñas que apuestan por unirse para ganar músculo, por ejemplo, ante las distribuidoras y comercializadoras, o para sumar energías con el fin de poner en marcha innovadores proyectos cofinanciados por las administraciones públicas.
Y es que el futuro es precisamente ese: innovar para ofrecer a los consumidores lo que quieren, alimentos equilibrados y saludables, pero además sabrosos y fáciles de consumir. También para ganar en rentabilidad al potenciar la eficiencia del uso de los recursos y ser más respetuosos con el medio ambiente, contribuyendo así a conservar nuestro planeta y asegurar el futuro de la actividad agrícola.
Unirse para avanzar en modernización es, en definitiva, la clave para los próximos años y en Andalucía nos estamos poniendo manos a la obra en ambos aspectos.

Reino Unido es uno de los mercados más importantes para las exportaciones andaluzas. ¿Cómo se preparan para afrontar un más que posible Brexit?
Desde la Consejería estamos trabajando al más alto nivel para estar al lado del sector en el marco del necesario plan de acción que no había puesto en marcha el Gobierno autonómico anterior. Entre otras iniciativas contempladas en esta programación se encuentra la solicitud al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para que traslade a Bruselas la necesidad de disponer de un fondo de urgencia para el Brexit que se debe financiar a través de recursos económicos propios de la UE sin reducir la dotación de la Política Agrícola Común (PAC), que se adopten medidas para responder a posibles perturbaciones de mercado y se establezcan moratorias para poder adaptarse a posibles divergencias regulatorias.

¿Qué papel debe jugar la tecnología en este sector?
Sin duda, incorporar las novedades tecnológicas a la agricultura es un acierto para avanzar en eficiencia en las explotaciones y, por tanto, en la rentabilidad de las empresas. Las herramientas con las que contamos actualmente permiten ahorrar recursos tan importantes como el agua, haciendo así las explotaciones más sostenibles desde el punto de vista ambiental, al tiempo que se recortan los gastos corrientes.
Además, en el ámbito de la sanidad vegetal, por ejemplo, también se están dando pasos importantes, gracias a la innovación que permiten reducir al mínimo necesario las aplicaciones de productos fitosanitarios. Otra situación en la que se dan la mano el ahorro monetario y la conservación del entorno natural.
Debemos mirar adelante para incorporar todos los avances que mejoren las condiciones laborales de los profesionales del campo sin olvidar, por supuesto, la excelencia que caracteriza a nuestros alimentos y que debemos al buen hacer de las generaciones pasadas. Tradición e innovación no están reñidas, se trata, por el contrario, de un binomio que ofrece multitud de oportunidades a los productores agroalimentarios.

La sostenibilidad de las producciones agrarias es una cuestión que preocupa a los consumidores. ¿Qué políticas prevén poner en marcha en este sentido?
Desde la Junta de Andalucía ofrecemos un apoyo incondicional a quienes apuestan por la producción sostenible de alimentos. La agricultura ecológica, integrada o de conservación, las dehesas y el monte mediterráneo… En nuestra tierra son muchos los terrenos dedicados a obtener alimentos de una forma respetuosa con el entorno, algo que, además, aporta valor añadido a las producciones y es garantía de calidad.
Y este sector sostenible, de gran relevancia en Andalucía actualmente, tiene además por delante un futuro prometedor, ya que cada día son más los consumidores de dentro y fuera de nuestras fronteras que buscan para su cocina alimentos cuya obtención sea lo más respetuosa posible con el entorno.
Por nuestra parte, estamos respaldando, y seguiremos haciéndolo, a estos productores, entre otras actuaciones, aumentando hasta 110 millones el presupuesto que se destinará a la próxima convocatoria de ayudas agroambientales y para el sector ecológico. Además, también cuentan con nuestro apoyo quienes buscan nuevos mercados a través de acciones de promoción como la presencia en ferias del sector.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *