Escribe para buscar

“La búsqueda de los bajos precios ha llegado al ecológico”. CORTIJO BIO

Antes el mercado apostaba por estos productos para obtener una diferenciación, ahora sin embargo han entrado en la guerra de precios, un hecho que está obligando al sector a trazar nuevas estrategias como dirigirse directamente a la distribución. Entrevista a Jean Claude Mathaly, gerente de Cortijo Bio.

Comparte

¿Qué balance realizan de la última campaña y qué previsiones tienen para esta?
La última campaña fue muy extraña, en particular para la zanahoria de exportación. En cuanto a las patatas y cebollas, se alcanzaron niveles de precios muy altos debido a la falta de producción de los países del norte de Europa, que se vieron afectados por la sequía y las altas temperaturas de la primavera-verano de 2018.
Para esta campaña, nuestra empresa sigue creciendo a buen ritmo y continúa siendo muy reconocida en los mercados europeos. El objetivo principal para este ejercicio es incrementar nuestro volumen de venta de productos envasados con venta directa a los supermercados. Este trabajo, que iniciamos hace dos años, está dando ya sus frutos y nuestros clientes están aumentando los volúmenes para la próxima campaña. De hecho, hemos adquirido recientemente nuevos terrenos para ampliar instalaciones y esperamos poder iniciar las obras de este nuevo proyecto a lo largo de 2020.
Iniciamos también una nueva línea de trabajo de importación para complementar nuestros calendarios de producción de aguacate, mangos y boniatos, e incrementar la gama de productos con frutas exóticas como lima, frutas de la pasión, etc…

Este sector, pese a estar creciendo a buen ritmo, sigue siendo un nicho de mercado. ¿Cuál es su opinión?
El sector ecológico ha vivido una fase de crecimiento importante en los últimos cinco años, pero, pese al aumento de producción en toda Europa, su mercado sigue siendo muy pequeño. Actualmente, el consumo de bio en Europa representa alrededor del 5% del total de productos consumidos y, por lo tanto, sigue siendo muy limitado. Desde hace varios años, la mayoría de los medios de comunicación, organismos certificadores, instituciones y asociaciones han estado incentivando la conversión a la agricultura ecológica con un discurso basado esencialmente en el supuesto desequilibrio entre la oferta y la demanda del mercado ecológico. La realidad es otra y nos encontramos hoy en día con situaciones cada vez más frecuentes de sobreoferta de productos ecológicos.

“Solo las empresas únicamente especializadas en productos ecológicos deberían poder manipularlos

Hay escepticismo en la garantía que ofrece el producto ecológico español. ¿Realmente los controles en España son insuficientes?
En España como en el resto de Europa, los controles son siempre mejorables. En estos últimos años han aparecido nuevas certificadoras en el mercado y existen, como en todos los gremios, organismos de certificación con más garantías que otros en cuanto a la eficiencia de sus controles.

Usted afirmaba que eran los propios supermercados los que animaban a producir bio para que hubiera sobreoferta y su precio bajara. ¿Es una realidad?
Como he comentado en varias ocasiones, vivimos en una época en la que los mercados, especialmente en Europa, siempre están buscando los precios más bajos y esta tendencia ha llegado al ecológico. Hemos pasado una época en la que los supermercados y mayoristas buscaban ofrecer un producto diferente, más sano, con valor añadido, que justificaba un diferencial de precio para los productores, donde el factor clave era la fiabilidad, seriedad y compromiso para atender la demanda de una parte de los consumidores. Hoy en día, la dinámica ha cambiado totalmente y el factor precio es el más importante a la hora de negociar con cualquier cliente. Los márgenes aplicados a los productos ecológicos son superiores a los convencionales, lo que explica los precios tan elevados de venta al público en comparación con los precios pagados a los productores. En este sentido, siempre existe el interés de una sobreoferta por parte de los compradores con el fin de poder tener precios de compra más bajos.

Los retos del sector ecológico pasan por reequilibrar la oferta con la demanda y producir en base a las demandas reales del mercado. Nos encontramos con demasiada frecuencia producciones no programadas ni planificadas que vienen distorsionando los mercados.

¿Cómo ve la apuesta de los operadores convencionales por la línea ecológica?
La apuesta del sector convencional por líneas de productos ecológicos está solo y exclusivamente promovida por intereses económicos. Distorsionan de forma evidente los mercados por los niveles de precios ofrecidos por estos operadores, que muchas veces no tienen definidos volúmenes de ventas con clientes y establecen entonces precios a la baja con tal de dar salida a sus producciones. Creo que teniendo en cuenta los volúmenes de productos ecológicos producidos en Europa y que cubren de manera suficiente la demanda actual, se debería reglamentar la manipulación y envasado de estos productos en empresas que se dedican única y exclusivamente a los productos ecológicos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *