Escribe para buscar

La Asociación de productores de Tropicales, una herramienta para el desarrollo

La Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales cumple un año con numerosos logros alcanzados, aunque aún afronta múltiples retos para mejorar la situación de los agricultores en estos cultivos, en cuanto el acceso al agua, el uso de fitosanitarios, la formación técnica y la diferenciación del producto a través de una D.O., entre otros.

Comparte

El paisaje agrícola de la comarca de la Axarquía y la costa de la provincia de Granada se ha ido transformando en los últimos 20 años, pasando de cultivos hortícolas y de invernadero a explotaciones de árboles de aguacate, mango y chirimoya, en la búsqueda de los agricultores por la rentabilidad de las tierras. Y es que su clima tropical ha acogido muy bien estos cultivos que representan una inyección económica para la zona, donde las nuevas generaciones no han dudado en apostar por ellos. Así, mientras en otros sectores se arrancan plantaciones y se cierran empresas, en este, comprobamos año tras año en nuestra visita a la costa tropical, que sucede totalmente lo contrario, demostrando encontrarse en pleno auge y con un futuro prometedor. Actualmente, su superficie de cultivo alcanza unas 10.000 has de aguacate, 4.500 de mango y 3.200 de chirimoya, representando la mayor zona de mayor producción de esta fruta en Europa.

Pero dada la excesiva atomización de los agricultores en pequeñas explotaciones, se ha visto necesario crear una iniciativa de unión a través de la Asociación Española de Frutas Tropicales, que intenta aunar las demandas y transmitirlas a las Administraciones, y en general, velar por sus intereses. “Hace poco más de un año de su creación y ya somos unos 230 socios que suman más de 2.400 hectáreas de la costa tropical andaluza”, tal y como nos indican su presidente y vicepresidente, Miguel Gutiérrez y Domingo Medina, al reunirnos con
ellos en Vélez-Málaga.

A lo largo de su primer año de existencia, la asociación ha alcanzado algunas de las metas que se marcaron. Entre ellas, han conseguido autorizaciones para el uso de productos fitosanitarios que favorecen el desarrollo del cultivo y no merman la calidad ni la seguridad alimentaria de la fruta, una rebaja de módulos del IRPF, han celebrado jornadas técnicas y seminarios de formación para los agricultores en su afán por mejorar las prácticas agrícolas y han abierto líneas de trabajo para la formación de una Denominación de Origen y la obtención
de mejores condiciones en los seguros agrarios.

De forma paralela, intentan avanzar en el consenso del problema del agua ante la falta de canalizaciones para los embalses de Béznar y Rúles y elevar la cota de riego en la Costa del Sol y denunciar la comercialización de la fruta no madura, además de apoyar ampliamente la modernización de explotaciones con la renovación de plantaciones y el empleo de nuevas técnicas agrícolas.

Y es que para seguir siendo un sector en auge es necesario apostar por asociaciones como esta, que pueden ayudar a su desarrollo: “Por ello, animamos a los productores a integrarse para hacernos más fuertes”, declara el presidente.

Share and Enjoy !

0Shares

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *