Escribe para buscar

Invertir en innovación en tiempos de pandemia. Rafael Bonet, Director general de HM.CLAUSE IBÉRICA

La imaginación, el atrevimiento, el intento permanente de búsqueda de soluciones y de fórmulas que mejoren los procesos o productos que hacemos son factores fundamentales y tienen su impacto en la consecución de innovaciones.

Comparte

Sería un error pensar que la innovación debe estar presente en nuestra actividad en unos momentos sí y en otros no. La innovación debe formar parte de la cultura de la organización y esto no es una tarea fácil. La organización entera tiene que estar implicada y formar parte de su estrategia. Debe fomentarse desde dentro y crear el ambiente y las condiciones adecuadas para ello.
Este proceso no se hace de un día para otro. Hace falta tiempo y, siempre, dinero. Estas condiciones son determinantes y, en muchas ocasiones, tan importantes e incluso más que la propia inversión económica. Difícilmente podremos llevar a cabo trabajos de innovación de forma continuada en el tiempo si no los hemos integrado en nuestra empresa.

La innovación va ligada a la palabra cambio. Cuando innovamos, cambiamos cosas para intentar mejorar productos o procesos que, en la mayoría de casos, ya existían anteriormente.
Hay que ser conscientes de que un fracaso puntual es una etapa más en el camino. Esto no es fácil de entender por parte de todos los miembros de una organización y, por ello, da la impresión de que los que innovan o innovamos somos siempre los mismos o un grupo reducido al que luego sigue el resto (followers). Sucede en todos los sectores.

La innovación no ha llegado ahora para quedarse, sino que lo hizo hace mucho tiempo, puesto que ha estado acompañando al desarrollo de la humanidad desde sus orígenes.
Lo que ha ocurrido más bien en la pandemia es que, quienes tenían esta cultura de la innovación arraigada en sus empresas han podido responder mejor a ciertos desafíos, incorporando rápidamente soluciones innovadoras que ya tenían en mente o que han desarrollado a partir de los hechos que se han ido sucediendo.

Difícilmente podremos llevar a cabo trabajos de innovación de forma continuada en el tiempo si no los hemos integrado en nuestra empresa

Si nos centramos en “lo nuestro”, el sector de frutas y hortalizas ofrece múltiples posibilidades de innovación y afronta muchos retos, desde la forma de vender nuestros productos, pasando por los envases o formatos de presentación, el transporte sostenible, el método de producción… y cómo no, el producto en sí. Aquí es donde una empresa centrada en la obtención vegetal como la nuestra (HM.CLAUSE) tiene mucho que decir y en ello nos enfocamos. Se trata de seguir investigando para aportar variedades de hortalizas, si cabe, más saludables, más duraderas, más diferenciadoras, capaces de soportar nuevos virus que afectan a las plantas, etc…

La innovación suele ser más fructífera cuanto mayor es el número de miembros que intervienen en ella, sobre todo en las organizaciones grandes. Como miembros de Limagrain, su modelo organizativo en Unidades de Negocio fomenta la innovación colaborativa. La diversidad, el conocimiento y los objetivos comunes facilitan los resultados y nos hacen sentirnos orgullosos de la compañía.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link