Escribe para buscar

Invernaderos que mejoran la calidad de la luz. CASCADE LIGHT TECHNOLOGIES

La empresa francesa Cascade Light Technologies presenta un plástico para invernaderos, tanto para berries como para otros cultivos, capaz de aumentar la productividad y la calidad de los frutos.

Comparte

Mejorar el rendimiento en el cultivo de berries mediante plásticos con la tecnología Cascade Light para los túneles es posible. La empresa Cascade Light Technologies presenta dicha tecnología, basada en un proceso de fotoconversión de la luz. Es decir, incorpora en la fabricación del plástico para invernaderos unos aditivos, dotándolo de un color rosado en el caso de las berries, que favorecen y aceleran el desarrollo de la planta. Este proyecto ha sido testado por el Centro Tecnológico de Adesva en Lepe (Huelva), cuya responsable, Magdalena Torres, nos explica con más detalle: “Esta tecnología transforma ciertas longitudes de onda del espectro solar menos utilizadas por la planta en otras más eficientes para la fotosíntesis y otros procesos de desarrollo de la planta que se traducen en una mayor producción”. En definitiva, transforma la luz ultravioleta en azul y la verde en roja, mejorando la calidad de la luz y ayudando a transmitirle menos estrés a la planta.

En frambuesa, por ejemplo, los estudios han demostrado un aumento en la precocidad de floración y en los grados brix del fruto con respecto a un plástico normal, así como un incremento del 14,5% de rendimiento. Y en arándano, “en un año de prueba, la producción ha llegado a aumentar hasta el 61%, aunque estos ensayos deben repetirse para poder establecer conclusiones más definitivas, porque es necesario variar los factores de cultivo para poder tener datos más seguros”, señala la responsable del proyecto. En fresa, por su parte, el aumento en el rendimiento detectado ha sido solo del 6%, a lo largo del primer año de estudio y de un 14% en ensayos posteriores realizados con formulaciones mejoradas, en fincas comerciales. El proyecto registra su mayor efectividad en los primeros meses de campaña, cuando hay menos horas de luz solar, y en los días nublados.

De momento, hay 100 ha que están probando en Andalucía este tipo de tecnología, que supone un pequeño sobrecoste, pero “que resulta sin duda rentable”.

En Adesva tienen como objetivo más inmediato analizar el comportamiento de otro tipo de parámetros en el desarrollo del cultivo bajo este tipo de plástico, como es la evolución de las plagas y el uso del agua, entre otros.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *