Escribe para buscar

El éxito de marcar la diferencia. SOLOBERRY

Soloberry concentra sus esfuerzos de producción y comercialización de berries en periodos donde no hay competencia, una estrategia a largo plazo que la ha convertido en 5 años en una de las referencias del sector.

Comparte

Si  una empresa quiere crecer no debe dejar espacio para la improvisación. La planificación es fundamental porque permite marcar objetivos y organiza el trabajo para conseguirlos. Conocer el mercado, saber qué es lo que puedes ofrecer y cuándo es el mejor momento para que no tenga competencia, que sea diferente y que cubra una necesidad y poner toda la profesionalidad de tu equipo para alcanzar la meta, es la visión de negocio de Soloberry, una empresa que en sólo cinco años de trabajo desde Moguer, ha conseguido situarse entre las primeras comercializadoras y productoras de berries.
El horizonte que tienen en mente, según George Coman, director comercial, es 2020. Para entonces, tienen previsto contar con 600 hectáreas de arándanos entre España, Marruecos y Portugal de la variedad Early Blue lo que podría convertirles en uno de los principales productores de arándanos extra tempranos. Para desarrollar este proyecto, Soloberry tiene previsto crear un club de productores que cultivarán en exclusiva esta variedad de la obtentora australiana Oz, en Huelva. En Marruecos será su empresa socia, Iberry, la encargada de cultivar estos arándanos con los que quieren cubrir con fruta desde diciembre a abril. La comercialización se hace bajo la marca registrada Early Blue y ya ha comenzado en la cadena británica Sainsbury´s.
La frambuesa es otro de los fuertes de Soloberry, más aún desde que entraran a formar parte del club Adelita. Esta variedad junto a Lupita, también de Planasa, les asegura una fruta “equilibrada en tamaño y muy buena vida útil lo que nos da más margen para trabajar con stocks en destino”. Soloberry fue uno de los primeros en apostar por Adelita y para la próxima campaña contarán con 600 hectáreas repartidas entre Marruecos, España y Portugal.
Dentro de su plan de trabajo, también tienen previsto introducir la mora, aunque aún están en fase de prueba y este año van a dedicar cinco hectáreas a ensayar con diferentes variedades hasta encontrar alguna que se parezca a las que ya cultivan en arándano y frambuesa: “que tengan buen tamaño, calidad y vida útil y aún no hay nada en el sector que nos convenza”.

Producción en Marruecos
En los últimos años, Soloberry ha ido ampliando la superficie de cultivo en el norte de África sobre todo en fresa donde prevén producir la próxima campaña más de 2.000 toneladas en fresco. Marruecos según George Coman, ofrece mejores condiciones. “Nosotros estamos muy enfocados al mercado inglés y allí son muy exigentes con el sabor y los grados brix de la fruta. Hemos observado que en Marruecos, este parámetro se mantiene más estable por la temperatura”. Además, en Huelva no tienen producción propia y dependen de la elección varietal de los productores. En Marruecos gracias a sus socios Iberry, controlan más el proceso y están produciendo Fortuna y San Andreas, además de otra decena de variedades que están probando.
Lo que tienen claro es que quieren ofrecer un producto de calidad diferenciada y suministrar fruta fresca todos los días del año en Europa y otros mercados como Oriente Medio que están testando, cubriendo con sus variedades y sus distintas zonas de producción ventanas con menos producto en las que hacerse fuertes y seguir manteniendo su liderazgo. Un objetivo que si siguen por el camino que se han marcado, no será difícil de lograr.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *