Escribe para buscar

“Este 2023 empezaremos con dos variedades precoces”. BEJO

La situación climática en el espárrago ya comienza a ser preocupante, este año el sector se enfrenta a una sequía real tras dos campañas en las que el rendimiento se ha reducido considerablemente. Bejo afronta un 2023 con novedades en precocidad, reforzando su posición con Magnus, y dando respuesta a un productor presionado por los costes.

Comparte
Bacchus, Erasmus y Magnus

Agua

Al problema de la falta de agua se añade un exceso de lluvia en periodos muy cortos de tiempo que provocan alteraciones en el ciclo del cultivo, aun así, Miguel Fernández Sánchez, técnico responsable de Desarrollo del Espárrago en Bejo Ibérica, no quiere adelantarse a los acontecimientos hasta conocer las precipitaciones del primer trimestre del año.

Variedades

Ante esta situación, las casas de semillas intensifican sus nuevos desarrollos para hacer frente a sequía o altas temperaturas. Bejo cuenta con un programa muy intensivo desarrollando las variedades única y exclusivamente en la zona de producción española.
En esa línea, Bejo está también trabajando en precocidad para poder adelantar la campaña con la propia genética de las variedades, “este año 2023 plantaremos en la zona de producción del espárrago dos experimentales en base a buscar precocidad siempre combinando con calibre y producción”, con la intención, nos adelanta Fernández, de que muy pronto pueda comercializarse ya alguno de ellos. Otro factor a considerar es la opción de túneles o invernadero, pero ello conlleva un coste para el que la empresa debe analizar su inversión. En estos momentos ya hay entidades que lo están haciendo y que adelantan bastante la campaña, pero esta opción, apunta Fernández, debe valorarse si el precio compensa ese adelanto, ya que el calibre y la productividad en toda la campaña se tiene que tener en cuenta.

Magnus

Tras varios años en el mercado, esta variedad de Bejo ha conseguido posicionarse en un nicho muy profesional, que ha sabido reconocer las ventajas que aporta este espárrago 100% macho. Una línea de calibre gordo y uniforme, siempre en torno a un 80% del calibre 16/20 mm. En esta línea, Bejo está plantando dos nuevos números, con el mismo calibre y rendimiento que Magnus y mejorando la calidad de la punta del espárrago. Una punta mucho más cerrada, lo que permite aguantar mejor el calor extremo de final de campaña. También, como destaca Fernández, el espárrago morado o púrpura Erasmus. El único espárrago morado 100% macho con las mismas cualidades de Magnus.

Mecanización

Una de las señas de Bejo en el mercado es su uniformidad y calibre, sus variedades dan respuesta a sus clientes (cortadores, manipuladores, productores de espárrago), “nos comentan que nuestras variedades tienden a ser muy uniformes, eso reduce mucho el uso de las personas que manipulan y la mano de obra en el campo”.

Deslocalización

Un año más, la posibilidad de buscar nuevos emplazamientos para cubrir la merma que supone la falta de agua surge como alternativa dentro del sector. Sin embargo, conseguir las condiciones que se dan en Granada es muy difícil, “el espárrago necesita frío para la dormancia y luego el calor diurno para brotar, y zonas como Extremadura o el Valle del Guadalquivir las tienen, concluye Fernández.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *