Escribe para buscar

“Esta campaña produciremos más sandía” NTRA. SRA. DE PEÑARROYA

El presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de Peñarroya, Ramón Lara, considera que la vía para que el melón recupere posiciones es trabajar por la calidad.

Comparte

El melón de La Mancha sigue viviendo momentos difíciles y, aunque sigue siendo un cultivo fundamental y prioritario para la región, está perdiendo terreno frente a la sandía. En la Cooperativa Nuestra Señora de Peñarroya, en la campaña pasada el porcentaje de sandía alcanzaba el 45% y la previsión de esta campaña es que supere el 55%, según nos contaba su presidente, Ramón Lara.
El año pasado la cooperativa produjo 13.000 toneladas de melón y sandía y para esta campaña cree que experimentarán un descenso como consecuencia de la sequía “las dotaciones de riego de este año son mucho menores que las del año pasado y eso va a afectar a las plantaciones”, afirma Lara. Lo que parece seguro es que en esta campaña no tendrán demasiados problemas con el virus Nueva Delhi: “Los agricultores han sido cautos y han realizado tratamientos preventivos, además el clima ha favorecido al haber tenido un invierno más frío”, comenta el presidente de la cooperativa, que insiste en el daño que hizo al sector esta enfermedad, más allá de la pérdida de cosechas. La calidad del melón también se vio afectada y el mercado se resintió.

Apostar por la calidad frente a la productividad
El productor de melón se encuentra en una situación compleja porque en el contexto actual tiene que decidir entre variedades que le garanticen grandes cosechas o aquellas que le proporcionen un mejor producto, con más sabor y mejores cualidades. “Como el melón no está alcanzando precios altos, para conseguir rentabilidad el agricultor tiende a sembrar variedades con mayor rendimiento para conseguir mayor producción”, comenta Lara quien asegura que con la sandía no existe tal disyuntiva: hay menos variedades y todas dan muy buen resultado. La Cooperativa Nuestra Señora de Peñarroya lo tiene claro y su elección es la calidad. Pero no basta con tener un buen producto, hay que promocionarlo mejor, sobre todo en el exterior para abrirse a nuevos mercados internacionales. En este sentido, la sandía también parte con ventaja frente al melón porque es conocida, demandada y apreciada. Más promoción, mejores presentaciones, exportación y, sobre todo, máxima calidad y sabor son las claves del futuro del melón de la Mancha y los objetivos que se marca esta cooperativa y sus socios productores.

Beatriz Peña

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *