Escribe para buscar

“En protección de cultivos, la prevención siempre es más beneficiosa”. UPL Iberia

La empresa de fitosanitarios UPL Iberia presenta al sector fresero un inductor natural de las defensas de la planta. ¿El objetivo? Preparar al cultivo ante el ataque de botrytis, de oídio, o de ambas. Irene González, Crop Manager de Fresas de UPL Iberia, nos lo explica.

Comparte

En plena campaña de fresas en la zona de Huelva, aparecen las distintas amenazas que afectan al cultivo del fresón, característico por su especial cuidado. De hecho, ya en el ejercicio 18-19, la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF) cuantificó en torno a un 7% de plantas afectadas por botrytis y oídio.

¿En qué consiste el proceso de autodefensa?
El proceso de autodefensa vegetal se pone en marcha cuando la planta sufre el ataque de un patógeno. Es decir, es la respuesta de las células de la planta, empiezan a defenderse. Las plantas cuentan también con un sistema inmunitario, que se desencadena en tres etapas sucesivas: en primer lugar, las células segregan lignina, engrosando sus paredes celulares para frenar el ataque. A continuación, se segregan unas moléculas, llamadas fitoalexinas, para contribuir a la defensa y frenar el patógeno. Por último, tiene lugar la segregación de proteínas PR, que atacan directamente al patógeno reconociéndolo como amenaza.

“ VACCIPLANT® MAX es un producto aprobado y registrado para agricultura ecológica”

¿Cómo se activa la autodefensa?
Se activa de manera natural, de forma que la planta prevé esta situación en el momento en el que aparece el patógeno. Sin embargo, también podemos conseguirlo sin que el patógeno esté presente. De ello se encarga VACCIPLANT® MAX¸ un producto de origen totalmente natural que conserva todas las propiedades de sus componentes pudiendo, además, aplicarse en agricultura ecológica debido a su formulación. VACCIPLANT® MAX tiene registro fitosanitario en España y Europa, algo de lo que la compañía puede presumir, siendo pionera en registrar un producto inductor de defensas vegetales.

Es un producto diferente al resto. Se engloba como producto fitosanitario, pero realmente lo que hace es prevenir, no mata al patógeno. Además, VACCIPLANT® MAX no deja residuos, ya que se trata de un polisacárido.

Versatilidad y aplicación
VACCIPLANT® MAX es un producto que puede aplicarse en cualquier momento del ciclo del cultivo, desde la plantación hasta su cosecha. Además, no combate una sola enfermedad, sino varias: principalmente oídio y botrytis y también mildiu y bacterias. Y no es exclusivo para fresa, es efectivo en diez cultivos como tomate, pimiento, lechuga, calabacín o pepino.
Su aplicación más eficaz es la preventiva y aunque tiene un efecto curativo en situaciones posteriores, es mucho mejor el efecto de prevención. “Es un producto muy técnico, ya que el responsable de campo será quien, en función de la climatología y el estado del cultivo, empiece a ver el riesgo de que pueda atacar una enfermedad.”, afirma Irene González.
En fresa se recomienda aplicar inicialmente dos tratamientos separados entre 7-10 días sin tener ninguna enfermedad y continuar su aplicación durante el cultivo, bien alternando o en mezcla con otros fitosanitarios convencionales. VACCIPLANT® MAX de forma alterna, combinándolo con tratamientos fungicidas, consigue reducir el número de materias activas que se aplican a la planta. Y es especialmente útil en aquellos momentos en los que no es posible aplicar fitosanitarios por su cercanía al momento de la recolección.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *