Escribe para buscar

El sector aboga por la cooperación para garantizar la sostenibilidad. JORNADAS CONECTA

La revista Mercados organizó una jornada en Fruit Attraction en la que se puso de manifiesto la aparición de resistencias en ciertas plagas como consecuencia de las cada vez mayores restricciones en el número de materias activas.

Comparte

Más de 200 profesionales del sector hortofrutícola se dieron cita el pasado 22 de octubre, en la jornada ‘Gran distribución y sanidad vegetal: condenados a entenderse por la sostenibilidad de los cultivos’, organizada por la revista Mercados en el marco de la celebración de sus tradicionales Premios Conecta a la Distribución en Fruit Attraction y que contó con el patrocinio de Onubafruit, FMC Agricultural Solutions, Syngenta, Uniq e Ibérica de Patatas. La jornada estuvo moderada por el periodista agroalimentario Vicente de Santiago, director de VdS Comunicación.

De la mano de todos los integrantes de la cadena de valor agroalimentaria, se puso sobre la mesa la problemática de la aparición de resistencias en plagas como Tuta absoluta como resultado de las cada vez mayores restricciones en el uso de materias activas. En este sentido, Antonio Montserrat, doctor en Biología y responsable del equipo de Protección de Cultivos del IMIDA de Murcia, explicó que la aparición de resistencias en las plagas supone un problema para la sostenibilidad y la seguridad de la agricultura y lamentó que esto es así por “la falta de disponibilidad de materias activas más los LMR adicionales”. “La aparición de resistencias en Tuta absoluta es solo un anticipo”, lamentó y añadió que “el problema de sostenibilidad de los cultivos puede ser terrorífico”.

Pablo Bielza, catedrático de Sanidad Vegetal de la Universidad Politécnica de Cartagena y asesor externo del Comité de Prevención de Resistencias Insecticidas (IRAC) apuntó directamente a la gran distribución como causante de la aparición de estas resistencias. “El uso inadecuado de las diamidas provocado por las restricciones de los supermercados ha dado lugar a esta situación”. Para Bielza, los LMR impuestos por las grandes superficies marcan un límite “más seguro de lo seguro” y se refirió a la “inocuidad de las producciones actuales”, garantizada por los LMR armonizados de la Unión Europea (UE).

Por su parte, Pedro J. Espinosa, doctor Ingeniero Agrónomo y responsable de Food Chain de FMC Agricultural Solutions, se refirió a Tuta absoluta como “la plaga más agresiva en tomate, ya que afecta a toda la parte aérea de la planta” y produce daños no solo en el cultivo, sino también en el fruto, con pérdidas que podrían llegar al 100% de la producción. Desde la multinacional, apuestan por la formación del agricultor en el manejo adecuado de las materias activas disponibles y lamentó que las limitaciones de los supermercados están haciendo que “productos altamente eficaces y con un perfil toxicológico bajo se estén perdiendo”.

Cómo afecta esta situación a los productores es un tema que abordó Antonio Marhuenda, Ingeniero Agrónomo y asesor especialista de producciones hortícolas. “Los productores somos los que, en primera instancia, sufrimos el problema: mayores costes y una menor disponibilidad de producto para el supermercado”. “Tenemos que ofrecer volumen y calidad estable”, insistió y afirmó que “los LMR armonizados por la UE son lo suficientemente seguros”. Llegado a este punto, instó al sector a establecer grupos de trabajo que puedan llegar a un consenso, de modo que se garantice la sostenibilidad de las producciones, los volúmenes y la seguridad para el consumidor.

Pilar Giménez, responsable de Asuntos Corporativos de Syngenta España y Portugal, fue un paso más allá y habló de sostenibilidad, en mayúsculas, y apeló a la necesidad de buscar soluciones sostenibles que, a su vez, eviten la aparición de resistencias. En este sentido, aseveró que “los nuevos productos son cada vez más seguros y no solo para el consumidor, también para los agricultores, manipuladores, etc. Los productos que se autorizan son seguros en todos los aspectos y reducir los LMR no es una cuestión de seguridad”. Para Giménez, la clave del éxito en la agricultura está en “un conocimiento cada vez mayor”.

Tras el análisis de la producción, llegó la hora de conocer la posición de los supermercados. Felipe Medina, secretario general técnico de Asedas, lamentó que, por norma general, los supermercados son víctimas de fake news. Asedas representa a los supermercados de formato intermedio y, según Medina, su posición ha estado siempre, y estará, del lado del productor. “No somos nosotros los que fijamos esos LMR adicionales, sino la gran distribución europea”. “Necesitamos un sector productor fuerte y por ello queremos afrontar el problema junto con los productores”, concluyó.

Por último, llegó el turno de Rafael Sánchez Trujillo, responsable del Servicio de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía, quien afirmó que los LMR adicionales son un “sin sentido” e instó a los supermercados a “justificarlos técnicamente”, ya que la legislación actual establece unos límites máximos de residuos seguros.

La jornada concluyó con un coloquio en el que se volvió a poner de manifiesto la necesidad de cooperación de todo el sector para llegar a un punto de entendimiento que permita garantizar la sostenibilidad de las producciones y la seguridad alimentaria.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link