Escribe para buscar

El precio lo marca el inicio de la campaña. LA UNIÓN

Las bajas temperaturas en destino han perjudicado el nivel de consumo de melón y sandía, representando uno de los primeros condicionantes para el buen desarrollo del ejercicio.

Comparte
la union

En cualquier producto agrícola, la cotización que registra a inicios de la campaña suele marcar el nivel de precios del resto del ejercicio y, cuando empieza con mínimos, es complicado que se den todos los condicionantes para que suba. Esto ha sucedido al comienzo de esta campaña de sandía en Almería, donde las bajas temperaturas en Europa han provocado tapones en la comercialización y precios bajos. Todo lo contrario a lo que sucedió en la temporada anterior, en la que hubo más dinamismo en las ventas y precios medios altos que se mantuvieron todo el ejercicio tanto en sandía como en melón.

Así nos lo cuenta David Figueredo, el director comercial de uno de los mayores operadores de estos productos a nivel nacional, La Unión: “La situación se ha agravado esta campaña porque las producciones de Marruecos, de ultramar y la nuestra se han juntado y están provocando precios en sandía muy por debajo de 40 céntimos, cuando el año pasado la media era de 60”.

En La Unión han iniciado la temporada con un adelanto de 10 días y las previsiones apuntan a que aumentarán este año ligeramente su volumen de producción en ambos productos, alcanzando las 60.000 Tn en sandía y las 12.000 en melón. Es la rayada su tipología mayoritaria en sandía, con un 70% de la producción y un 20% la negra sin pepita. El 10% restante son otros tipos como la mini premium negra sin pepita, pensada para el mercado de exportación, al que se dirige el 70% de su volumen de sandía.

En esta línea premium, La Unión trabaja con la tecnología Near Infrared Spectroscopy (NIRS) para las sandías de su marca premium Shybari. Es una técnica no invasiva que permite determinar el contenido de azúcar de cada sandía asegurando la cantidad óptima de grados Brix y garantizando la calidad y dulzura del producto. Mediante sensores ópticos avanzados para análisis y clasificación NIRS, automatiza la línea de manipulado y envasado, alcanzando velocidades de 2 frutos/segundo sin generación de residuos. De esta forma, se garantiza el dulzor idóneo de cada pieza.

En melón, La Unión trabaja principalmente la variedad Piel de Sapo para el mercado nacional, pero también Amarillo, Galia y Cantaloup para exportación. A pesar de representar para Almería un cultivo con una ventana de producción muy pequeña (mayo y junio), marca el inicio de la campaña de melón en el continente y, por tanto, es esencial para lograr impulsar el consumo que está perdiendo en los últimos años, a través del sabor y la calidad, algo en lo que no bajan la guardia desde La Unión, tomándola como línea de trabajo prioritaria.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *