Escribe para buscar

El modelo francés o cómo educar al consumidor. PRINCESA AMANDINE

Alfonso Sáenz de Cámara, presidente de APAI, Asociación Princesa Amandine Ibérica.

Comparte
Princesa Amandine

El consumo de patata ha ido descendiendo en los últimos años a nivel nacional, de hecho, entre 2017 y 2018 sufrió una caída de un 5%, un claro indicativo de que a los consumidores españoles debemos proporcionarles nuevas razones para que sigan consumiendo esta hortaliza tan básica y tradicional de nuestra gastronomía. Como respuesta a esta situación, el sector de la patata ha apostado por la innovación en variedades y en formatos transformando el consumo. Así, otras formas de cocción y elaboración se han abierto paso para ofrecer una patata más saludable, rápida y fácil de consumir, con opciones más pequeñas, microondables… Y sobre todo se ha dado un salto en sabor, con variedades nuevas que han cambiado el escenario del sector.

En definitiva, hoy en día el consumidor empieza a valorar más la calidad culinaria de la patata que la visual. Ejemplo de todo este cambio se refleja en innovaciones que el mercado ya está trabajando como es la Princesa Amandine. La introducción de esta nueva variedad de patata en el mercado español, dentro de un segmento nuevo, el de carne firme, está en consonancia con estos nuevos hábitos culinarios, más ligados a la comida saludable. Por eso pensamos que este tipo de patata, que se cocina al vapor o al horno, o en guisos o en ensaladas pero no frita, va a tener éxito, siguiendo la tendencia de Francia, con un aporte de innovación en texturas y tamaño, además de en calidad.

Es diferente en cuanto a su aspecto, de calibre más pequeño y forma alargada, con una textura tersa y tierna a la vez, una piel extremadamente fina y un sabor cremoso que recuerda a la mantequilla.

Tres empresas españolas han decidido participar en este proyecto de Princesa Amandine, Ibérica de Patatas (Madrid), Zamorano (Barcelona), Udapa (País Vasco), y una portuguesa, Campotec, con el objetivo de impulsar el crecimiento del consumo de patata en España mediante esta nueva variedad. Una unión del sector que representa todo un ejemplo a seguir.

Con un contrato de concesión de la marca y de producción otorgado por la francesa Princesse Amandine, el proyecto ibérico tiene previsto plantar más de 55 hectáreas en España y Portugal, repartidas en las regiones de Andalucía (Sevilla), Castilla y León, Murcia (Cartagena) y Silveira Torres Vedras.

El hecho de que haya una marca fuerte detrás, Princesse Amandine, y con un importante plan de marketing y comunicación, además de acciones en los puntos de venta, promociones, concursos y sorteos, nos va a ayudar a comercializar el producto.

Princesa Amandine está igualmente disponible en Lidl, Alcampo y muy pronto en otras cadenas de distribución.

Además, este proyecto, apoyado por empresas españolas y portuguesas, apuesta por una producción local de la variedad Amandine, que va a estar disponible todo el año. En el futuro de la patata habrá muchas formas de llegar al consumidor ante la innovación que se está desarrollando y, sin duda, una de ellas será esta.

Princesa Amandine:
• Ampliación del proyecto francés a la Península Ibérica mediante acuerdos con diferentes empresas.
• Más de 55 ha en España y Portugal.
• Amandine es una nueva variedad de patata de calidad, disponible todo el año, que prioriza una forma de cocinar más saludable.
• Apoyado en un importante plan de marketing y comunicación.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link