Escribe para buscar

El mercado de la IV Gama echa el freno. AGRIDEMUR

Para mantener su posición en el mercado, la firma murciana aboga por la diversificación en su mayor expresión: nuevas referencias y nuevos clientes.

Comparte

Las ensaladas de IV Gama se consumen ya en más del 80% de los hogares españoles, sin embargo, tras años de crecimiento a doble dígito de este segmento, todo apunta a que, en los próximos meses, esta dinámica cambiará. “Ya no esperamos aumentos del consumo tan elevados como años atrás”, afirma Pedro Alderete, CEO de Agridemur, quien añade que, en este contexto, “trabajamos para consolidar nuestra posición en los mercados”.

“ Esta campaña apenas hemos perdido un 8% de la producción por el clima

En Agridemur son proveedores de la industria de IV Gama, un sector con su propia idiosincrasia, aunque no ajeno a las dificultades que atraviesa la agricultura, agravadas por las dos subidas consecutivas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). “Hablamos de un aumento de los costes en mano de obra de casi el 28% en dos años”, lamenta Alderete, que recuerda que la mano de obra supone, por sí sola, el 60% de los costes de producción de su actividad.

Precisamente por ello, la realidad de la hoja para industria no es diferente a la destinada a fresco. La falta de rentabilidad es la tónica general, si bien, en esta campaña, los márgenes obtenidos por la producción en fresco están siendo algo mayores. En el caso de Agridemur, sin embargo, continúan creciendo gracias a la diversificación en el mayor sentido de la palabra: “Seguimos incorporando nuevas referencias –cuentan con 27 actualmente- y estamos trabajando con nuevos clientes”.

Pese a la difícil situación de la hoja, en general, y de la Iceberg, en particular, lo cierto es que se mantiene como el tipo de lechuga más cultivado por la firma, que aumenta a un ritmo importante su superficie de otra tipología de hoja minoritaria para dar servicio completo a los clientes en un mercado tan diverso y dinámico.

La importancia de planificar
Una buena programación es clave en cualquier campaña y, por ello, en Agridemur la trabajan a conciencia. Tanto es así que, este año, y a pesar de las distintas dificultades climatológicas que han afectado al Sureste peninsular, “apenas hemos perdido entre un 5% y un 8% de producción en dos semanas”, una cifra muy por debajo del 20% de margen con el que siempre cuentan para garantizar el suministro a sus clientes. Asimismo, la diversidad de zonas geográficas en las que se distribuyen sus plantaciones hace posible que, ante fenómenos como la DANA de hace unos meses, no toda su producción esté en riesgo.
Y es que, como afirma Alderete, “no podemos dejar de servir a nuestros clientes”, ya que la calidad y garantía de servicio son fundamentales para ‘seguir vivos’ en este negocio.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *