Escribe para buscar

El Jerte mide su fortaleza en una campaña incierta

La nueva temporada de la Cereza y Picota del Jerte viene marcada por la subida de costes y la inflación. Si bien es un producto estacionalizado, exclusivo y con poca competencia en los mercados, la capacidad adquisitiva de los consumidores y la flexibilidad de la cadena serán las claves este año.

Comparte
temporeros cereza contagios

En este escenario de aumento de costes e inflación, para la cereza es esencial contar con ampliar sus mercados de destino para que cualquier incidencia les afecte lo menos posible, como expone Ana Ester Luengo, directora comercial de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte. La promoción vuelve a ser esencial en los países de destino, el sector debe continuar con su estrategia internacional, con el ejemplo del retorno positivo que tuvo la de Reino Unido y aprovechar, “que la cereza y la Picota del Jerte son productos muy estacionales y esto nos proporciona un carácter muy exclusivo”, como detalla Pilar Díaz, directora técnica de la D.O. Cereza del Jerte.

El sector mira también con mucha expectación a la posible apertura del protocolo con China, aunque, de momento, no hay una fecha concreta. A nivel global, el Jerte ha sabido adaptarse a las nuevas exigencias del mercado con un calendario varietal que responde a la demanda de los diferentes países.

Apunta también Fe Martinez, gerente de la Cooperativa del Campo de Navaconcejo, que “algunas de las dificultades para esta campaña serán la logística, los costes de los combustibles y la falta de transportistas; esperemos que todos estos problemas estén más normalizados cuando empiece la temporada de comercialización”.

El sector apuesta por seguir dando pasos firmes hacia una mayor automatización de sus procesos

Ante esta carestía, el sector apuesta por seguir dando pasos firmes hacia una mayor automatización en sus procesos: “Los precios de todos los insumos son este año más altos, no nos queda otra que optimizar los costes de producción en la recolección y manipulado del producto”, explica el gerente de Deleite Grana, Jesús Martín.

Respecto al desarrollo del cultivo, Martín también comenta que este año la floración está siendo muy larga y, de hecho, a mitad de abril aún perduraba, cuando lo habitual son 15-20 días. De momento, hay que esperar para ver las consecuencias que esto puede traer consigo para la cosecha.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link