Escribe para buscar

"El envase de madera está de moda". FEDEMCO

Alberto Palmí es, desde el pasado mes de octubre, el nuevo director de Fedemco, y con él charlamos sobre el futuro para los envases de madera, que viven quizás ahora un momento único para recuperar su cuota de mercado.

Comparte
FEDEMCO

Las demandas de los nuevos consumidores apuntan hacia la sostenibilidad y respeto al medio ambiente, ¿qué papel juegan en este contexto los envases de madera?
Los productores y comercializadores hortofrutícolas son conscientes de esas tendencias, y así nos lo transmiten. Tenemos que decir que, en este contexto, la madera no tiene rival, pues se trata del envase más sostenible que hay en el mercado. No solo aporta ventajas al comercializador, también a la distribución, que poco a poco está dejando de ver la madera como un residuo, sino como un valor añadido: es más atractiva, el consumidor se la puede llevar a casa dándole un segundo uso, y se puede reciclar en su totalidad obteniendo con ello un beneficio económico. En definitiva, la caja de madera está de moda, y esperamos que recupere su cuota de mercado.
Defendéis vuestros envases como los más sostenibles del mercado, ¿en base a qué argumentos?
En primer lugar, porque la madera que se utiliza en la fabricación de los envases FEDEMCO-GROW procede de cultivos y bosques gestionados de manera sostenible, de forma que se promueve el crecimiento y mantenimiento de la superficie forestal. Además, los árboles durante su crecimiento absorben CO2, que se fija en la madera (en 1m3 hay atrapada casi 1 tonelada de CO2). Por otro lado, la huella de carbono es negativa, pues en su proceso de fabricación y distribución siguen absorbiendo CO2, reduciendo directamente los efectos del cambio climático. Así lo certifican los estudios de la agencia de medio ambiente francesa ADEME, según la cual la madera es el material de embalaje para frutas y hortalizas que menor impacto medioambiental tiene. Y finalmente, una vez termina su ciclo de vida, son reciclados en un proceso sencillo de astillado para la fabricación de tableros aglomerados, pallets u otros productos, manteniendo el CO2 absorbido o en el caso de su valorización energética como combustible, devolviéndolo en igual cantidad.

La gran distribución están comenzando a ver los envases de madera como un valor añadido

¿Qué otro valor añadido aporta la madera al sector hortofrutícola?
Creo que la principal ventaja es la imagen de natural y de calidad que aporta al producto envasado. Es un hecho que las empresas los eligen para sus líneas premium, para diferenciarse. Adicionalmente, ofrece mayor resistencia y mejor conservación para las frutas y hortalizas, aspectos muy valorados por los exportadores, pues por su propio diseño favorece la ventilación, y además la propia naturaleza del material regula la humedad del producto envasado.
Los formatos más pequeños también han llegado a la madera, ¿cómo está siendo su introducción en el mercado?
Están teniendo una aceptación increíble por ejemplo las tarrinas de madera natural de 250gr, de 500 gr, y de 1 kg, y esperamos que tengan una respuesta igual los nuevos formatos de pitufo de 500-600 gr., que pueden servir, después de su primer uso, para muchas otras cosas en casa, como guardar cualquier tipo de juguete o especias, etc… es muy atractivo y está generando buenas expectativas.
Hasta ahora, el precio era un hándicap para los envases de madera, pero eso está cambiando.
Efectivamente, hasta la fecha así ha sido ya que nuestros competidores son más baratos. Sin embargo, compensa pagar un poco más y tener un envase sostenible. Además, los graves problemas de reciclaje que están teniendo otros materiales están haciendo que se encarezcan sus materias primas, equiparándose sus niveles de precios a los nuestros.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *