Escribe para buscar

El control biológico impulsa los precios de los frutos rojos. KOPPERT

Los mercados comienzan a reconocer la apuesta de los productores por la sostenibilidad haciendo que, poco a poco, los cultivos sin residuos ganen terreno.

Comparte
berries

El control biológico se impone en las principales zonas de producción de berries como el método preferido para controlar las plagas. Cada vez es mayor el número de empresas que confían en las sueltas de insectos auxiliares con el objetivo de garantizar la comercialización de frutos sanos y sin residuos para atender así los requisitos de las grandes cadenas de supermercados.

Los principales productores españoles ya han apostado firmemente por las técnicas de control biológico de plagas como el camino a seguir para gestionar la sanidad vegetal de estos cultivos y los primeros resultados no han tardado en llegar. Los mercados comienzan a reconocer este esfuerzo por mejorar la sostenibilidad y, de hecho, en esta campaña, se han conocido los primeros casos en los que ha habido un incremento del precio en origen para las producciones de berries obtenidas mediante el control biológico de plagas. “Es un hecho contrastado que, a consecuencia del uso de enemigos naturales en las fincas de berries, la comercialización en origen comienza a marcar un hito por generar valor añadido al producto y recibir mejores precios en comparación con las fincas de agricultura convencional, que solo usan control químico de plagas”, asegura Gonzalo García, delegado de Koppert en Andalucía Occidental.

«Koppert ha aumentado su cuota de mercado hasta las 1.500 ha en Huelva y Sevilla»

Más rentabilidad
En un contexto donde las cadenas de supermercados restringen cada vez más el número máximo de materias activas presentes en el fruto, es lógico que los productores elijan alternativas biológicas que no tienen plazo de seguridad y no dejen ningún tipo de residuo. “Se trata de una revolución verde en toda regla, que está cambiando los esquemas de manejo agronómico en berries hacia un nuevo modelo marcado por la sostenibilidad y de acuerdo a los estándares más altos de calidad y seguridad alimentaria”, añade García, quien recuerda que los verdaderos protagonistas del control biológico son millones de insectos beneficiosos que siguen su instinto natural cuando depredan a la plaga.

La mayor rentabilidad demostrada por las producciones de berries obtenidas mediante control biológico ha provocado también un importante crecimiento de la cuota de mercado de Koppert en el sector de frutos rojos. La compañía, líder mundial en investigación y producción de insectos beneficiosos, ha sobrepasado este año la barrera de las 1.500 hectáreas, especialmente en Huelva y Sevilla. Este incremento se ha debido, principalmente, a que muchos clientes que ya confiaban en sus soluciones biológicas han decidido extenderlas a la totalidad de las fincas, a lo que hay que sumar la incorporación de nuevos productores.

En el sector de los frutos rojos, Koppert se ha convertido en un claro referente por la eficacia de sus soluciones biológicas contra araña roja y trips. Asimismo, en las producciones de arándano y fresa, la compañía también ha sabido marcar la diferencia con sus protocolos para el control integrado de pulgón mediante la combinación de sueltas de enemigos naturales con el establecimiento de cubiertas vegetales y plantas hospedadoras, entre otras opciones.

Más información en www.koppert.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *