Escribe para buscar

“El consumidor prefiere una patata polivalente”. DISTRISUR

¿De freír o de cocer? Esta no es la pregunta para el gerente de Distrisur, José Porcel, quien aboga por ofrecer al consumidor patatas versátiles que le hagan la vida más fácil.

Comparte

Salvo que el clima le juegue una mala pasada, todo apunta a que, en Distrisur, iniciarán su campaña de patata nueva en la última semana de abril, días antes que el año pasado. “Empezaremos con el programa de exportación a Alemania”, comenta José Porcel, gerente de la firma, quien recuerda que tienen en la exportación su principal mercado de destino.

La calidad del producto va a ser este año más que nunca su principal baza para competir en un mercado europeo en el que habrá más producción. Y será esa calidad la que, según Porcel, hará que los “supermercados opten por la patata nueva” que, además, les garantiza los volúmenes adecuados gracias a las cosechas de Murcia y Sevilla.

Motivos no faltan, por tanto, para augurar un buen ejercicio, en el que, además, agricultores y embolsadores están comenzando a unirse: “Los contratos se están firmando y no habrá tanta patata libre que pueda desequilibrar el mercado”, afirma Porcel, para quien “tenemos que acabar con la especulación”.

“ No debemos cultivar en ecológico variedades que ya son comerciales en convencional”

Llegados a este punto, ya solo queda no defraudar al consumidor que, según el gerente de Distrisur, “a la hora de comprar, opta por una variedad polivalente, que le dé la doble opción de cocer y freír”. En su caso, están introduciendo dos nuevas variedades de la casa de semillas Agrico: Adato y Ranomi, ambas para mercado nacional y exportación y con esa doble aptitud. “Son una gran alternativa para los consumidores”, apunta Porcel, quien avanza novedades dentro su portfolio de variedades propias: “Contamos con dos patatas rojas de carne amarilla para el norte de España: Evolution y Manitou, de ciclo corto y largo, respectivamente, y buena conservación”.

Cultivo bio
El ecológico es una realidad también en la patata, que, sin embargo, se enfrenta a la creencia generalizada entre los grandes distribuidores de que un producto feo no tiene salida comercial. En este sentido, Porcel comenta que es necesario un cambio de mentalidad en el sector y, una vez conseguido, seleccionar variedades para este tipo de mercado que cuenten con resistencias a enfermedades y plagas. “No debemos empecinarnos en cultivar en ecológico variedades que ya son comerciales y que han sido seleccionadas por su apariencia”, explica.
En cualquier caso, y a pesar de las buenas expectativas sobre el bio, Porcel apunta a un problema que podría limitar su crecimiento: la presencia en una sola parcela de plagas de cuarentena obliga a demarcar amplias zonas de cultivo donde no se puede sembrar bio durante un período de dos años, con el objetivo de controlar la plaga.

 

400 ha
de producción propia

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link