Escribe para buscar

“El cambio climático no es bueno, pero nos abre nuevas posibilidades”. KIWI ATLÁNTICO

El consumo de kiwi en España continúa muy por encima de la oferta, de ahí que, poco a poco, se vayan incorporando nuevas zonas productoras donde, según Kiwi Atlántico, ya no es tan difícil como antes cultivar esta fruta.

Comparte

Tras el boom del kiwi durante los meses más duros del confinamiento (de marzo a mediados de junio), todo apunta a que, con la nueva campaña en marcha, las ventas podrían seguir al alza, pero a un ritmo mucho más moderado, en torno al 5%, según Carlos Vila, CEO de Kiwi Atlántico. Su contenido en vitamina C y beneficios para el sistema inmunológico son dos bazas a su favor, y que han permitido a esta fruta “fortalecerse” entre las más demandadas, asociada además a su seguridad alimentaria. “Al ser un producto que se cultiva de forma tradicional, prácticamente no tiene necesidad de tratamientos fitosanitarios”, explica Vila.

A pesar de este aumento del consumo previsto para los próximos meses, lo cierto es que España continúa siendo un país deficitario en este producto; de ahí que, en los últimos años, se estén realizando plantaciones en zonas como Valencia y Cataluña, donde si bien es difícil de cultivar, “ahora lo es menos por sus condiciones de frío en primavera y otoño”. Es más, para Carlos Vila, mientras países como Italia lamentan la pérdida de producciones fruto de los problemas de muertes de plantas por asfixia radicular, en España, el cambio climático “nos está ofreciendo más posibilidades al permitir cultivar en zonas donde tradicionalmente no era posible”.

Kiwi Atlántico prevé incrementar un 5% su producción en nuestro país y Portugal, gracias sobre todo al mayor calibre medio con respecto a la campaña anterior; volumen que destinarán fundamentalmente al consumo en España. “Cada vez exportamos menos y preferimos centrarnos en el mercado nacional, que para nosotros es mucho más importante”.

La firma concluyó el año pasado la ampliación y cambio del sistema de refrigeración de sus cámaras frigoríficas, además de la expansión de sus zonas de confección, trabajos en los que ha invertido 3,2 millones de euros.

Su nuevo proyecto se centra ahora en la zona de recepción de la fruta, que “al aumentar la producción se ha quedado pequeña”, y en el cambio de su calibradora por un sistema de selección interna del kiwi en función de su dureza, Brix y materia seca. Asimismo, están automatizando el sistema de paletización, que es el trabajo más duro que deben realizar los trabajadores. En total, prevén invertir unos 3 millones de euros que se ejecutarán en los próximos tres años.

Centrados en el verde
El kiwi verde es la principal referencia de la firma gallega, que aun así está probando variedades rojas y amarillas, cuyo consumo, en el caso de estas últimas, crece progresivamente. “Nuestro objetivo es complementar la gama para satisfacer la demanda de todo tipo de consumidores”, concluye el CEO de Kiwi Atlántico.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link