Escribe para buscar

El año definitivo de la reestructuración en fruta de hueso

Así se constató en 2020 y 2021, años con cosechas inferiores a lo habitual que supusieron un ajuste de la oferta en los mercados y, en consecuencia, mejores liquidaciones. En 2022, la historia se repite, las incidencias climatológicas intensas y localizadas han vuelto a provocar estragos en varias zonas del país y se espera de nuevo una menor cosecha, unida al progresivo arranque que venía a marcar el futuro del presente ejercicio.

Comparte
fruta dulce

La fruta de hueso temprana que comienza en Sevilla y Murcia principalmente va a marcar la tendencia de 2022. Si bien 2020 fue un año espectacular, 2021 mejoró la media de años anteriores. No solo por el aumento del consumo postpandemia, sino por la menor oferta en el mercado de fruta de hueso, unido a las incidencias climáticas en los principales países productores como Francia e Italia, que llevaron a que los precios fuesen muy positivos para los productores y comercializadores.

Hace unas semanas se esperaba que en este 2022 no se produjeran las mermas de producción de estos dos años anteriores. Pero de una semana a otra todo ha vuelto a cambiar, como comenta Tanguy Debiesse, director de Estrategia de Fresh Royal:Hemos visto cómo las intensas lluvias han afectado gravemente a algunas zonas, llegando a ser peores que el año pasado; incluso en Francia han sufrido estas adversidades”.

Sin embargo, el debate no debe confundir la realidad que existe en el sector, como apuntan algunas empresas. “La fruta de hueso se ha sobredimensionado estos últimos años y este 2022 era el definitivo para comprobar si lo que se ha ido arrancando ha sido suficiente o realmente ha sido un espejismo”, explica José Rodríguez, gerente de SAT Síntesis. En la parte precoz de la campaña se comprobaría si esta reestructuración es un hecho o no.

Este punto de inflexión y gravedad que apuntaba el sector se produce tras la famosa tormenta perfecta ya, y aunque en estos dos años han podido paliarla, la subida del salario mínimo, el aumento del coste de la energía, los insumos y la posible sobreoferta en Europa provocada por la guerra son factores que van a incidir de nuevo sobre la rentabilidad y sostenibilidad de la fruta de hueso.

El parque varietal español está anticuado

Otra de las claves para entender el inicio de esta campaña es la fidelización de los consumidores. En España el consumo de fruta de hueso disminuye año a año. A pesar del boom que vivió el sector hortofrutícola durante el confinamiento y postpandemia, éste busca uniformidad en el sabor durante toda la campaña, pero no lo encuentra en el actual parque varietal de fruta de hueso nacional. “Está anticuado”, así de rotundo nos informa un productor de la campiña sevillana, además, “no hay una continuidad de la variedad buena para que el consumidor fidelice”, aclara Marc Espagnach, gerente de Nectalia- First Fruit. El calendario español lo componen más de 70 variedades que, como comenta, pueden suponer una dificultad para que el consumidor encuentre siempre el mismo sabor y repita. Como apunta Mª Carmen Salinas, gerente de Thader Cieza, “se busca un equilibrio entre la calidad gustativa y cómo se comporta el producto en el lineal; si el consumidor no repite, nuestro trabajo no tiene sentido”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link