Escribe para buscar

“El 30% de nuestras ventas ya es IV Gama”. COMERCIO DE PATATAS Y CEBOLLAS

Es un segmento que crece dentro de la gran distribución y también en el canal Horeca, de ahí que los mayoristas de Mercamadrid, como es el caso de Comercio de Patatas y Cebollas, también aumenten el volumen de negocio generado por la IV Gama.

Comparte

“Un 30% de nuestras ventas ya es producto de IV Gama”, afirma Javier Martín, gerente de la firma, quien nos explica que, si bien hace unos años los distribuidores eran “reacios” a estos formatos, se han visto obligados a adaptarse. Entre los clientes finales de la IV Gama destacan, sobre todo, los integrantes del canal Horeca, como pueden ser caterings y restaurantes.

En Comercio de Patatas y Cebollas son especialistas en estos dos productos que le dan nombre a la empresa además de en ajos, legumbres y limones, si bien las patatas, incluidas lavadas y cortadas listas para su consumo, son su principal exponente con un 70% de su volumen de negocio. “Es un producto con un consumo muy elevado”, comenta Martín y añade que la especialización del sector productor se ha trasladado también a los mayoristas. “El volumen de patata que comercializamos hoy es, prácticamente, el mismo que hace unos años, si bien ahora trabajamos más un producto diferenciado por usos culinarios”, comenta Martín, quien añade que “la patata de freír es la más demandada”.

Esta empresa familiar continúa creciendo y, de hecho, aumenta sus ventas anualmente. Tanto es así que, el año pasado, realizaron una importante inversión para instalar nuevas cámaras frigoríficas que les han permitido aumentar su capacidad de almacenaje.

Por otro lado, y con respecto a la situación actual de Mercamadrid, valoran las mejoras realizadas en los últimos años, aunque insisten en que hay que seguir trabajando. “La remodelación interna de las naves es fundamental, los puestos se están quedando muy pequeños y estamos “encerrados” en el centro del mercado”, comenta. Por último, y sobre el cambio de horario frustrado, el gerente de Comercio de Patatas y Cebollas ve en ello una oportunidad perdida: “No sé qué hubiera pasado con un horario diurno, pero al menos deberíamos haber probado”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *