Escribe para buscar

“Desarrollamos instrumentos que el sector debe aprovechar y creer en ellos”

La nueva Ley de la Cadena Alimentaria es uno de ellos, junto a otros como las organizaciones de productores, la ley de integración cooperativa, las figuras de calidad que aportan valor añadido, la digitalización... Herramientas que deben servir para el desarrollo del sector en este difícil contexto.Entrevista a Luis Planas Puchades, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España.

Comparte

Dada la situación vivida durante el COVID-19 y el difícil momento que atraviesa el país con el incremento de casos, ¿qué mensaje desearía transmitir al sector hortofrutícola?
El sector hortofrutícola, al igual que el resto de la cadena agroalimentaria, ha tenido un comportamiento ejemplar durante la pandemia. Ha demostrado que es un sector moderno, competitivo y con capacidad de respuesta en momentos difíciles.
Ha abastecido, en los días más complicados del COVID-19, tanto al mercado nacional como a los principales destinos internacionales. Prueba de ello ha sido que, en marzo, el sector agroalimentario fue el único de la economía española con datos de exportación positivos. Una tendencia que se ha mantenido y, en el año móvil hasta julio, las ventas al exterior superan los 54.000 millones de euros, el 4,8% más frente al periodo anterior, con un saldo positivo de más de 16.200 millones de euros. El sector hortofrutícola ha sido uno de los artífices de estos buenos resultados.
Es cierto que los brotes en los temporeros, que coincidieron con el inicio de la recolección de la fruta de hueso en las principales zonas productoras, fue fruto de preocupación. Si bien, no tenían tanto que ver con la actividad como con las condiciones de habitación y transporte. El Gobierno -con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y yo mismo, al frente- ha mantenido varias reuniones con las comunidades autónomas para tomar medidas preventivas y atajar los brotes en el sector agrario.
La comunicación y la coordinación han sido una constante en estos últimos meses, también con el propio sector afectado. Se ha constatado una reducción de los brotes de coronavirus asociados a actividades agrarias. Por ello, quisiera poner en valor la actitud de colaboración de todas las administraciones implicadas, sobre todo, de los ayuntamientos, así como de las empresas hortofrutícolas, que han adoptado las medidas higiénico-sanitarias que se les solicitaba. Apenas un 10% de todos los brotes y casos asociados se producen en el sector agrario. No obstante, no hay que bajar la guardia y seguir en alerta porque la lucha contra el virus continúa.

“ Un Brexit sin acuerdo es un escenario que siempre ha estado contemplado por Europa y España y existen planes de contingencia

¿Confía en que la reforma de la Ley de la Cadena sea la definitiva ante un problema endémico de la agricultura española?
El problema de los precios, como muy bien apunta, es histórico, aunque no exclusivo de la agricultura española, sino de toda la agricultura a nivel global. El entramado productivo, industrial, comercial, climático e incluso financiero y geoestratégico del que dependen los precios agrarios los convierte, en ocasiones, en inciertos y volátiles.
En una economía de libre mercado como la comunitaria, no es posible fijar precios, por lo que este Gobierno ha querido poner sobre la mesa herramientas que faciliten el equilibrio en la cadena y una mayor transparencia en la formación de los precios.
La modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria es una de las respuestas del Gobierno para fortalecer la posición negociadora de agricultores y ganaderos en el mercado y lograr un reparto más justo del valor añadido en todos y cada uno de los eslabones.
Pero el sector también tiene a su disposición otras medidas dentro de la propia Política Agraria Común, que refuerzan su papel en el mercado, como son las organizaciones de productores, la ley de integración cooperativa, las denominaciones de origen y otras figuras de calidad que aportan valor añadido, la incorporación de jóvenes, la digitalización…
La Administración debe crear instrumentos útiles y mejorarlos siempre que sea necesario, pero el sector ha de creer en ellos y aprovecharlos en la mayor medida posible. Esa será la única manera de acercarnos a una solución lo más definitiva posible.

Diferentes asociaciones no están conformes con la Ley de la Cadena y solicitan una moratoria, ¿ve factible esta prórroga para un acuerdo global?
El Real Decreto aprobado en febrero tiene un nombre concreto en el que se encuentra la respuesta a esta cuestión: Real Decreto-Ley 5/2020, de 25 de febrero, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación. Una medida urgente responde a una situación de urgencia y, por su propia concepción, es incompatible con una moratoria. Además, da respuesta a una de las principales reivindicaciones que llevaron a las calles a agricultores y ganaderos a principios de este año.
De todos modos, una de las disposiciones más notables de este decreto-ley es la que obliga a incluir en los contratos la declaración de que el precio de compra del bien alimentario es superior a sus costes de producción.
El Ministerio dialoga constantemente con todos los agentes del sector y sus actuaciones son fruto de esas conversaciones, que van a continuar. Ahora lo que toca es asumir que las leyes están para cumplirlas.

En cuanto al Brexit, ¿qué alternativas se barajan en el caso de que no se alcance acuerdo?
Este es un problema serio para el sector de las frutas y hortalizas, que es el principal capítulo de las exportaciones a Reino Unido. De los 4.000 millones de euros que generan las ventas agroalimentarias a este país, más de 2.000 millones corresponden al sector hortofrutícola. La Comisión Europea trabaja para conseguir un acuerdo de libre comercio, pero las noticias a día de hoy no son muy positivas.
No obstante, un Brexit sin acuerdo es un escenario que siempre ha estado contemplado por Europa y España, y existen planes de contingencia al respecto. Nuestro país lo tiene y ha pedido también a la Comisión que active los mecanismos que contempla la PAC en materia de apoyo de mercados, si es necesario, por lo que el sector no se verá solo si llega el momento.
Por otro lado, y en coordinación con lo anterior, los operadores comerciales han de estar preparados con sus propios planes.

La cancelación de la edición presencial de Fruit Attraction supone un duro golpe para el sector. ¿Cómo ayuda el Ministerio en estos momentos?
Fruit Attraction es, sin lugar a dudas, uno de los más importantes escaparates para el sector hortofrutícola. Pero hay que valorar el empeño de la organización de Fruit Attraction, que ha trabajado mucho y muy bien para organizar un foro digital alternativo que será una muy buena herramienta para ayudar a los productores a planificar sus campañas. En todo caso, un sector líder en el mundo como es el hortofrutícola español tiene capacidad para encontrar canales alternativos para no perder posiciones en el mercado.
Además, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación también ha apoyado y apoyará al sector en varios aspectos. Este año ha habido medidas de flexibilización relacionadas con el reconocimiento de organizaciones de productores, las ayudas y los programas operativos; medidas financieras y fiscales; de apoyo a la contratación de temporeros; de promoción…
En este último terreno, en junio se lanzó una campaña (con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) destinada a divulgar la calidad de los cítricos españoles en Canadá, que se alargará hasta 2022. Recientemente, también se ha firmado otro convenio similar para promocionar internacionalmente los alimentos de España (frutas y verduras incluidas) con cuatro millones de euros bajo el lema Spain Food Nation.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *