Escribe para buscar

En defensa de la seguridad alimentaria

El Foro Probelte reunió a más de un centenar de profesionales del sector interesados en la problemática surgida en relación con los abonos CE y su incidencia en una agricultura sostenible.

Comparte

“Nunca hemos comido tan sano y de manera tan sostenible como ahora”. Esta puede ser la principal conclusión de la segunda edición de este evento, que se celebró el jueves, 18 de mayo, en el Aula Cajamar en Murcia y que contó con más de un centenar de profesionales del sector interesados no sólo en la problemática y realidad de los abonos CE, título con el que rezaba este evento, sino también en la situación actual del mercado y en los retos de futuro de las empresas de nutrición vegetal.
En él se trató de eliminar la creencia generalizada en la Unión Europea sobre el perjuicio del uso de productos fitosanitarios ya que, según se puso de manifiesto, es falso que puedan ser dañinos para la salud del consumidor o para el medio ambiente.
En formato de debate abierto y moderado por Jesús Gambín, director de programas internacionales de la Escuela de Negocios de Murcia (ENAE), ponentes como Rosa María Robles,  directora general de AIDA (Asociación Interprovincial de Distribuidores para la Agroprotección); Victorino Martínez, director general de AEFA (Asociación Española de Fabricación de Agronutrientes); Francisco José González, jefe de Servicio de Sanidad Vegetal de la Comunidad Autónoma de Murcia, pusieron sobre la mesa los aspectos más relevantes de la legislación de los abonos CE.
Pese a dejar claro que la seguridad alimentaria es lo principal para todos los eslabones de la cadena, los ponentes abordaron en profundidad el debate que se está generando con los abonos CE. En este sentido, todos estuvieron de acuerdo en destacar que los fertilizantes son muy importantes para la agricultura y quisieron aportar soluciones a la problemática en torno a los registros y autorizaciones de estas sustancias. Y es que, como explicó Rosa María Robles, se intentó dar una solución a “determinados productos que, por sus características, pueden incluirse como abono CE, pero hay otros que no tienen cabida y hay que ver la posibilidad de ampliar esos grupos para ver si pueden ser considerados como este tipo de abonos”.
Por su parte, Luis Orts, director general del grupo Probelte, destacó que la nutrición es esencial para los cultivos para llegar a un adecuado rendimiento, pero “siempre siendo respetuoso con el medio ambiente”. En relación a los abonos CE, destacó que lo que subyace es “una derogación de un Real Decreto que regulaba cierto tipo de compuestos bioestimulantes y que estaban formando parte de la nutrición de los cultivos”. Con ella, muchos de esos compuestos han quedado a la espera de otro Real Decreto que todavía no ha sido validado.
Para Francisco José González, la clave estará en la futura reglamentación comunitaria que será la que dirima qué productos son abonos CE y cuáles se pueden catalogar bajo otra denominación.  De la misma opinión es Victorino Martínez, quien señaló que de los casi 3.000 productos que había en el mercado, sólo 244 son susceptibles de poder ser o un fitosanitario o un abono CE, por lo que ve más necesario que nunca que esa reglamentación europea vea la luz cuanto antes.
Asimismo, en lo que coincidieron todos los integrantes del foro fue en la necesidad de que los agricultores “utilicen solamente aquellos productos que estén autorizados y que aporten una garantía de eficacia”.

Juan Arias

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *