Escribe para buscar

Debemos alejarnos del commodity para recuperar la rentabilidad. REYES GUTIERREZ

Juan Antonio Reyes Gutiérrez, Director de Reyes Gutiérrez

Comparte
Reyes Gutiérrez aguacate

En primer lugar, tenemos que analizar nuestra evolución como empresa. Cuando empezábamos hace 40 años, éramos nada, muy pequeños, apenas 10-15 personas con mucha ilusión, con un “bonito” sueño, y prácticamente nada, solo “fe en conseguirlo”, pero dedicados a dos grandes productos, como son el aguacate y el mango, dos grandes desconocidos en aquellas fechas y una sorprendente realidad hoy día. Y es que hemos crecido en todos los frentes: en producción, con varias sociedades gestionadas por nuestro grupo, con más de 400 hectáreas sembradas actualmente de explotación propia y directa, y la gestión de más de 200 agricultores con más de 800 hectáreas que confían en nosotros y lo más importante: un plan de desarrollo para alcanzar las 1.000 hectáreas propias en los próximos 3-4 años; en comercialización, con tres empresas de distribución en Málaga, Valencia (Fruval RG) y en Rungis (RG France), tres almacenes con capacidad para gestionar 40-50.000 Tn de producto, maduración, conservación, picking, etc.; y en transformación, con Avomix, donde fabricamos nuestra IV Gama bajo la marca Freshmix, con nuestros guacamoles, salsa mejicana, salsa chunky, pulpa de aguacate, pulpa de mango, salsa de mango jalapeño…

También es necesario analizar el crecimiento del mercado, que ha sido impresionante en los últimos 10 años, y sobre todo en los últimos 3 ó 4, y el efecto llamada, que ha hecho que otros sectores agroalimentarios y económicos se convirtiesen en nuevos jugadores. Hace 30-40 años, éramos 8-10 comercializadores; hace 20, unas 10-15 empresas; pero en los últimos 10 años, la tendencia y el auge del consumo ha sido tal que somos más de 50 empresas comercializadoras, generando una verdadera “guerra comercial” digna de estudio. También ha ayudado el cambio climático de los últimos años y las modernas técnicas de cultivo, que permiten sembrar en zonas donde antes era impensable. Pero, sobre todo, lo que más efecto llamada ha hecho es el incremento de la demanda.

El aguacate tuvo el año pasado, coincidiendo con la pandemia, su mayor pico de consumo. Todas las cualidades de este superalimento se han asociado al concepto salud, lo que a priori es muy positivo; sin embargo, todo este conjunto de circunstancias está provocando que se convierta en un commodity, con mucha oferta y la consiguiente bajada de precios. No quiero ser pesimista, pero, en estos momentos, existe en nuestro país una “burbuja aguacatera” en la que todos quieren entrar, pero que difícilmente se va a sostener. Ya se está produciendo una crisis de rentabilidad en la comercialización, que de momento no afecta al sector productor, gracias a la gran demanda; por eso, apostamos firmemente por las producciones propias.

Para salir de esa posible situación, hay que seguir trabajando en favor de la promoción, revalorizar el producto, como hacemos nosotros con nuestra presencia en la organización mundial del aguacate WAO, y las múltiples campañas promocionales que realizamos cada año con nuestros clientes. También queremos presentar un nuevo e importante proyecto en la próxima edición de Fruit Attraction, a más tardar en Fruit Logistica de Berlín.

A esto añadimos la confianza de que pronto va a producirse una renovación varietal que nos permitirá alargar más nuestra campaña. Como todos sabéis, el aguacate Hass es y ha sido el predominante en los últimos 40 años, pero desde hace tiempo se trabaja en variedades que aumenten el calendario y la postcosecha, variedades como Lamb Hass y Maluma Hass, que ayudarán a dar un mejor servicio a la clientela en términos de calidad del producto para así fidelizar al consumidor.

Pensamos también que es muy importante el desarrollo de nuestra marca. Queremos dar un mayor protagonismo a la calidad y a la postcosecha en el lineal como sinónimo de confianza y que nuestros clientes seleccionen y asocien nuestros productos a una grata experiencia. Por ello, es clave controlar la producción y la selección, y acercarnos aún más a un producto premium.

Por último, y no menos importante, está la continuidad de la compañía. Estoy muy contento y orgulloso de que la 4ª generación ya esté integrada.A esto añadimos la confianza de que pronto va a producirse una renovación varietal que nos permitirá alargar más nuestra campaña. Como todos sabéis, el aguacate Hass es y ha sido el predominante en los últimos 40 años, pero desde hace tiempo se trabaja en variedades que aumenten el calendario y la postcosecha, variedades como Lamb Hass y Maluma Hass, que ayudarán a dar un mejor servicio a la clientela en términos de calidad del producto para así fidelizar al consumidor.

Pensamos también que es muy importante el desarrollo de nuestra marca. Queremos dar un mayor protagonismo a la calidad y a la postcosecha en el lineal como sinónimo de confianza y que nuestros clientes seleccionen y asocien nuestros productos a una grata experiencia. Por ello, es clave controlar la producción y la selección, y acercarnos aún más a un producto premium.

Mis tres hijos llevan tiempo en distintos departamentos y les he pedido que hagan un esfuerzo en imaginación y trabajo para darle un nuevo giro a este maravilloso sector. Esperemos que el futuro nos traiga nuevas posibilidades y que el crecimiento de la demanda continúe a la par que las nuevas plantaciones.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link