Escribe para buscar

De una campaña difícil a la incertidumbre actual. COOP. NTRA. SRA. DE PEÑARROYA

Así se puede definir la situación de los productores de melón y sandía de La Mancha, que están reduciendo su producción como respuesta a la crisis.

Comparte

La nueva campaña de melón y sandía de La Mancha, marcada por la crisis del COVID-19, no viene precedida precisamente por un ejercicio 2019 positivo. La campaña pasada fue, para la Cooperativa Nª Sra. De Peñarroya, “mediocre para la sandía y con resultados muy negativos en melón”, afirma su presidente, Ramón Lara. Esta realidad se suma a la crisis actual, llena de incertidumbre, lo que lleva a sus productores a una difícil situación.
De momento, sus agricultores han podido tener margen de maniobra para planificar sus producciones y, en paralelo a la reducción generalizada que se espera en el sector, en la Cooperativa de Membrilla también prevén un 20% de disminución de la superficie de cultivo por parte de sus socios.

“Desde la cooperativa recomendamos precaución y, sobre todo, una mayor planificación”

La caída del turismo, la incertidumbre sobre cómo funcionará el consumo y el miedo generalizado por la crisis del COVID-19 son algunos de los factores que les han impulsado a llevar a cabo esta reducción. “Tenemos pequeños agricultores que han decidido no arriesgarse directamente esta campaña y otros que han reducido a la mitad su superficie”, comenta el presidente de la cooperativa. “En esta línea, hemos recomendado precaución, y, sobre todo, planificación para que el volumen no venga todo en el mismo momento”, añade.
Pese a ello, en Peñarroya ya están preparados para afrontar la nueva campaña. Cuentan con equipos de protección para sus trabajadores, han tomado las medidas de distanciamiento oportunas mediante mamparas en almacén y oficinas, geles desinfectantes, etc.
En cuanto a mano de obra, de momento no tienen problema. “Otro asunto será cuando necesitemos a más trabajadores para la recolección”, puntualiza Lara.
En lo que respecta al cultivo en campo, ya no preocupa tanto a los agricultores el virus de Nueva Delhi del melón, sino el virus del azulado, que en los últimos años está teniendo mayor incidencia en La Mancha.
Exportación
La sandía sigue siendo la fruta que más crece en exportación, ya que cuenta con una demanda fluida siempre que vaya acompañada de buenas temperaturas en destino, que no es comparable al melón. En especial, al tipo Piel de Sapo, ya que pese a aumentar su nivel de exportación, este sigue siendo muy residual, como comentan desde la cooperativa.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link