Escribe para buscar

Cultivo bajo malla para la fruta extremeña. SOL DE BADAJOZ

La firma Sol de Badajoz se convierte en pionera con esta técnica en la región, con la que consigue no solo adelantar la campaña, sino también proteger la fruta y lograr una mayor calidad en las primeras variedades que llegan al mercado.

Comparte

Este año la climatología ha dibujado un panorama productivo totalmente diferente al del año pasado en fruta de hueso. Frente a la superproducción de 2017, en Andalucía se ha registrado un importante retraso y descenso de la producción debido a los arranques; Murcia, grandes mermas causadas por el granizo; Extremadura, retraso y una reducción en los tonelajes que, en el caso de la ciruela, pueden llegar al 70-80%; y Aragón y Lleida, con heladas en floración cuyas consecuencias, a cierre de esta edición, aún se desconocen.

Con estas previsiones nos recibe José Escobar, gerente de la firma Sol de Badajoz, quien nos confirma esas mermas en Extremadura, e incluso, va más allá, asegurando que, en el caso del albaricoque, podrían llegar al 100%.

Se presenta, por lo tanto, una campaña comercial complicada, donde las empresas, como Escobar nos cuenta, “tendrán que hacer verdaderos esfuerzos para atender las demandas de sus clientes”. Deducimos que mercados en los que aún no cuentan con una línea comercial establecida, como puede ser China, quedarán en un segundo plano, debido a esa falta de producción.

Proyectos innovadores
Al margen de esta coyuntura de campaña, en Sol de Badajoz están llevando a cabo dos proyectos realmente interesantes, y al menos uno de ellos, innovador en Extremadura. Nos referimos a la producción de frutales bajo malla. “En estos momentos, tenemos 60 hectáreas y nuestro objetivo es alcanzar el año que viene las 200”, apunta José Escobar. El objetivo con esta técnica de cultivo, que sí se emplea en Huelva y en la zona norte, es proteger los frutales frente al granizo, adelantar la campaña y hacerlo con fruta de calidad, sabor y grados Brix. “Este año será difícil tener fruta precoz, pero aun así confiamos en las ventajas de este sistema”, añade.
El otro gran proyecto de Sol de Badajoz es la puesta en marcha de una línea de fabricación de cremogenado (puré de fruta): “Le damos así una salida a la fruta que por aspectos externos no es comercial”, añade Escobar.
De esta charla comprobamos que las difíciles previsiones con las que arranca la campaña no frenan el desarrollo de nuevos proyectos en esta empresa, que frente a la adversidad busca alternativas productivas y comerciales.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *