Escribe para buscar

Comprometidos con el sabor. VEGACAÑADA

Vegacañada vela, campaña tras campaña, por cumplir con los más estrictos estándares de calidad gracias a una cuidadosa forma de trabajo adquirida a lo largo de los años.

Comparte

La seriedad y el cuidado son dos aspectos fundamentales a la hora de que una marca sea reconocida y reconocible por el consumidor. Un buen exponente de ello es el sello de melón y sandía Dulce de Vega, de Vegacañada. Tal y como explica Andrés Soler, director Comercial y de Marketing de esta firma, “los clientes han premiado nuestro empeño en la búsqueda del sabor y en el cuidado que ponemos a la hora de cortar nuestras sandías y melones”.
Un excelente trato que los agricultores de esta comercializadora llevan dando a sus productos desde hace más de quince años y que continúan haciendo, por lo que esperan mejorar las cifras de la pasada campaña. Como si de sastres se tratara, los productores siguen, sin desviarse ni un milímetro, del patrón de la calidad ya que tienen un “compromiso máximo con el sabor”.
Esta premisa también la aplican a sus sandías donde comercializan varias tipologías como la sandía negra o la rayada, ambas sin pepitas. Dentro de la negra hay un lugar más que destacado para la Fashion, de “cuyo éxito no se puede dudar a estas alturas”. El director Comercial y de Marketing de Vegacañada tiene claro que formar parte de la Asociación Grupo Fashion supone cumplir con unos altos estándares de calidad pero también beneficiarse de “un gran proyecto de marketing que lo apoya”. Independientemente de la promoción que se haga de las sandías, desde la firma saben que el éxito o el fracaso de esta campaña dependerá, casi, en su totalidad, de la climatología que haga en Europa. Altas temperaturas supondrán más consumo de sandía y, por lo tanto, más beneficio para sus agricultores.
Asimismo, desde esta firma tienen los pies en el suelo y saben que el triunfo no viene de inmediato. Por esta razón, apuestan por la producción ecológica que, hoy por hoy, es una tendencia a la que las “empresas estamos obligadas a responder”. Como integrante de Grupo Agroponiente, Vegacañada ha desembarcado en el cultivo bio y lo quiere hacer sin prisa pero sin pausa. Es un proyecto progresivo que, año tras año, “va a ir ganando en volumen de comercialización, productos y variedades”, destaca Soler.

Juan Arias

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *