Escribe para buscar

Cómo aumentar la productividad del melocotonero. VELLSAM

La empresa biotecnológica Vellsam ha desarrollado el bioestimulante Doble A+, que combina los beneficios de los aminoácidos vegetales con los aportados por el alga Ascophyllum nodosum.

Comparte

Las plantaciones de melocotón suelen presentar problemas en el tamaño final del fruto debidos a un aclareo tardío o ineficiente tras la floración. Esta es una práctica indispensable que se realiza bien manualmente, dejando un fruto por cada 10-20 cm y eliminando el resto, o bien mediante el uso de productos de síntesis. A nivel fisiológico, el aclareo consiste en reducir el número de órganos sumidero (frutos en desarrollo) para favorecer un equilibrio entre ellos (frutos, semilla, raíces, brotes en desarrollo) y los órganos fuente (hojas), encargados de suministrar los nutrientes necesarios a los frutos en formación.

El extracto de algas es un bioestimulante natural que contiene macro y micronutrientes, aminoácidos y vitaminas que estimulan el crecimiento vegetativo y mejoran el rendimiento y la calidad de los frutos (Craige, 2010). Además, contiene varias hormonas vegetales naturales como el ácido indol acético (IAA), ácido giberélico y citoquininas que intervienen en muchos procesos fisiológicos, potenciando el crecimiento y rendimiento de los cultivos.

Los aminoácidos juegan un papel esencial en el metabolismo primario de la planta, ya que son considerados precursores y constituyentes de proteínas importantes para la estimulación del crecimiento celular, al contener en su estructura química ambos grupos, ácidos y básicos al mismo tiempo, que actúan como buffers que ayudan a mantener valores de pH favorables dentro de las células de la planta. También influyen directa o indirectamente sobre las actividades fisiológicas del desarrollo y crecimiento de las plantas.

“La aplicación foliar de Doble A+ aumenta la productividad gracias al mayor peso y calibre de los frutos”

Así, las aplicaciones exógenas de aminoácidos han sido descritas como moduladoras del crecimiento, rendimiento y calidad de los frutos en diversas especies frutales como vid, olivo, cerezo, manzano, aguacate, etc.

Vellsam ha desarrollado Doble A+, un bioestimulante que combina los beneficios de los aminoácidos vegetales procedentes de hidrolisis enzimática con los compuestos aportados por el alga Ascophyllum nodosum de la más alta calidad, procedente de las costas del norte de Irlanda.

Estudios realizados en campo han mostrado la importancia del momento de aplicación y las dosis utilizadas durante el ciclo de cultivo en frutales de hueso sobre la productividad y calidad de los frutos. Las aplicaciones foliares a base de extracto de Ascophyllum nodosum realizadas tres veces -plena floración, después del cuajado y en la fase de maduración- han mostrado un efecto positivo sobre la producción (Fayed et al., 2019). Este se debe, principalmente, a la acción de las citoquininas aportadas por las algas, que incrementan la división celular en la floración y cuajado, dando como resultado un mayor porcentaje de frutos cuajados.

Asimismo, las giberelinas responsables de la elongación celular inducen un mayor crecimiento del fruto, que se traduce en más peso de las piezas. Los resultados confirman que Doble A+ actúa de forma sinérgica sobre la planta para redirigir el mayor número de fotoasimilados disponibles hacia los frutos en desarrollo. Por lo tanto, sus aplicaciones foliares en plena floración, después del cuajado y al inicio de la fase de maduración incrementan la productividad, gracias al mayor peso y calibre, así como la calidad de los frutos del melocotonero.

Provite Defense
En estudios similares, se ha comprobado que la aplicación foliar de poly-D-glucosamina (Provite Defense) mejora considerablemente los compuestos químicos acumulados en las hojas, así como los parámetros de calidad de los frutos y la resistencia a estrés por condiciones desfavorables como sequía, salinidad y bajas o altas temperaturas. A nivel foliar, este elicitor incrementa la concentración de clorofila total, disminuye la transpiración estomática y no estomática, así como mejora la eficiencia en el uso del agua. Asimismo, aumenta significativamente los niveles de N, P, K, Ca y Si en las hojas tratadas.

Por otro lado, las aplicaciones de poli-D-glucosamina incrementan el peso y calibre del melocotón, mientras que, a nivel organoléptico, mejoran los parámetros de concentración de azúcares en los frutos (mayor porcentaje en solidos solubles) al tiempo que incrementa su firmeza.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link