Escribe para buscar

A pleno rendimiento. AGROMANCHA

En esta difícil situación el sector mantiene el servicio a sus clientes con normalidad y la empresa Agromancha representa un ejemplo de este buen hacer.

Comparte

La firma castellanomanchega ha estado funcionando al 100% durante la crisis del COVID-19, ya que estaba inmersa en su campaña de calabaza. Hace años que apostaron por el desarrollo de este cultivo para dar continuidad a la actividad del almacén y al personal de la firma, y ya alcanzan millón y medio de kilos dirigidos al mercado nacional y británico (para las calabazas pequeñas), aunque su crecimiento se ha estabilizado.
Con el Estado de Alarma, han continuado trabajando con normalidad, como nos detalla su gerente, Juan Ángel Gutiérrez: “No podemos negar que hemos tenido miedo, incertidumbre, pero hemos tomado las medidas de seguridad oportunas y afortunadamente hemos podido sacar adelante el trabajo con fluidez”.
Es sin duda un contexto difícil, pero este sector esencial está acostumbrado a adaptarse a cada situación. Y así lo han hecho. En Agromancha han simultaneado la campaña de calabaza con el inicio de la campaña de melón y sandía de otras zonas, de las que importan producto para sus clientes, y con la siembra de su superficie de estas cucurbitáceas de cara al ejercicio de La Mancha 2020.
Así, para esta campaña, esperan una producción similar a la anterior, ya que no han reducido superficie de plantación ni en melón ni en sandía, que trabajan al 50%. Sí han apostado, como cada año, por alargar la campaña mediante el sistema de manta térmica: “Nuestro objetivo es ofrecer la máxima producción propia para ahorrar costes y garantizar la calidad del producto”. Pese a que supone un sobrecoste añadido, que no se tiene por qué corresponder con un mayor precio de la fruta, logran suministrar a su cliente producto propio durante más tiempo.
Tendencias
La firma, emplazada en la localidad de Daimiel, ha detenido los proyectos que tenía previstos de ampliación para esta campaña con motivo de la crisis, sin embargo, continúa adelante con otros ya iniciados como el desarrollo de la marca Premium Summer Love, que lanzó el año pasado: “Es un proceso lento, pero poco a poco estamos introduciéndola en los mercados”, explica Gutiérrez.
De cara al futuro, el gerente no cree que esta situación de crisis pueda cambiar en gran medida al consumidor en lo que a preferencias de formato se refiere: “Los supermercados mantendrán el nivel de ventas que han ganado en este tiempo y la falta de turismo y la situación del canal Horeca afectarán, pero la gente se seguirá reuniendo y apostando por el melón y la sandía de sabor y calibres normales, no creo que se inclinen por tamaños más pequeños”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link