Escribe para buscar

Destacado

Almería cierra la mejor campaña hortofrutícola en precios de la última década

El único punto negativo ha sido el aumento de los costes de producción, que Coexphal cifra en un 26%, y que ha empañado un ejercicio que "podría haber sido excepcional".

Comparte
campaña Almería

“La campaña 2021/22 ha sido buena, pero podría haber sido excepcional”, ha afirmado en declaraciones a la revista MERCADOS Luis Miguel Fernández, gerente de Coexphal, que ha presentado hoy en Almería el balance del último ejercicio hortofrutícola. Y no ha sido excepcional debido a la escalada de los costes de producción, que la organización ha cifrado en un 26%, de media. Pese a todo, “hemos tenido la mejor campaña en precios de los últimos 10 años -han aumentado un 37%-”, gracias, en parte, a un descenso del 6% en el volumen de producción. El resultado final es un aumento de los ingresos totales del 31%.

El tomate ha sido, sin lugar a dudas, el gran triunfador de este ejercicio, poniendo fin así a su particular ‘travesía en el desierto’, que duraba ya una década. Con una merma productiva de apenas el 1%, pero con un aumento de su precio medio del 46%, ha logrado compensar un incremento de sus costes de producción del 25%.

Por tipología, la producción comercializada de tomate ecológico muestra un aumento del 16%, sin embargo, su precio cae un 4%. La comercialización de rama crece un 4%, y el cherry permanece más o menos estable, al igual que el tomate suelto. En producción, la mayor caída la sufre el tomate pera (-8%). En precios, a excepción del tomate orgánico, el resto muestran aumentos considerables, aunque en menor medida en el caso del cherry.

A estos buenos resultados, en general, ha contribuido, entre otras cosas, la menor competencia de Holanda, debido a la mayor incidencia en este país -y también en Marruecos- del virus rugoso (ToBRFV) y la alta demanda de energía de su sistema productivo. “Han utilizado menos luz LED por las noches”, reduciendo así su rendimiento por metro cuadrado y, además, “han acortado su campaña, de modo que se ha solapado menos con la de Almería”, comenta Fernández.

Desde Coexphal prevén que las hectáreas de tomate crezcan de cara a la próxima campaña alentadas por estos buenos resultados. Además, son muchas las cadenas de supermercados que están volviendo a la provincia a cerrar programaciones anuales, ya que Almería -y también la costa de Granada- les ofrece “calidad, seguridad alimentaria y una garantía de suministro en los meses de otoño e invierno que no tiene ningún otro país productor”, tal y como se ha puesto de manifiesto en la última campaña, en la que “ha faltado tomate”.

campaña Almería

El análisis por productos
En lo que respecta al resto de productos, pimiento y berenjena apenas han podido compensar en precio ni la pérdida de producción ni el aumento de costes. En el caso del primero, el volumen ha caído un 5%, los precios se han incrementado un 6% y los costes de producción, un 23%, enlazando, de este modo, «dos campañas con caídas en los beneficios». Y es que, los ingresos del sector se han mantenido estables.

Similar ha sido el año para la berenjena, con un 3% más de kilos, una cotización media un 6% superior a la de la campaña pasada y un aumento de costes del 24% que le impide aumentar sus márgenes. Aun así, sus ingresos han crecido un 9%.

En la zona ‘media de la tabla’ se encuentran calabacín, con una merma productiva del 5%, un precio un 33% más alto, un aumento en sus ingresos del 28% y del 26% en sus costes; y el pepino, con prácticamente el mismo volumen que hace un año, un precio un 38% superior, al igual que sus ingresos, y un aumento de costes del 25%.

Mención aparte merecen sandía y melón, cuyas producciones se han reducido un 24% y un 21%, respectivamente, debido a los problemas de cuajes por la climatología, pero cuyos precios han sido “muy buenos”, según el gerente de Coexphal. Tanto es así que, la fuerte demanda local e internacional provocó un aumento excepcional del precio de la sandía, que se incrementó en un 128%. Esto ha dado como resultado que sus ingresos se hayan doblado, y que el aumento del 35% del coste haya pasado desapercibido.

En lo que respecta al melón, la situación ha sido prácticamente idéntica a la de la sandía. La producción cayó un 21%, los precios aumentaron un 131%, por lo que los ingresos han crecido más del doble con respecto al año 2021. La subida del 29% del coste se ha diluido en unos ingresos extraordinariamente altos.

campaña Almería

Los costes, más decisivos aún
De cara a la próxima campaña, todo apunta a que el aumento de costes continuará siendo el gran caballo de batalla del sector y, es más, para Fernández, “lo vamos a sufrir más que este año”. Y es que, si en 2021 los agricultores pudieron acometer las inversiones iniciales de su campaña antes de que comenzara la escalada de costes en octubre y noviembre, en esta ocasión, “arrancamos el ejercicio con los precios ya muy altos”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link