Escribe para buscar

Destacado

569 plataneros vieron como su cultivo quedó sepultado bajo la lava

Cuando se cumple un año del inicio de la erupción del volcán de La Palma, el diario elindependiente.com analiza las consecuencias de la catástrofe 12 meses despues del inicio.

Comparte

Extracto del artículo entrevista en elindependiente.com a Fátima, de 53 años trabaja como contable en Europlatano, una empaquetadora de plátanos. “El inmueble de la empresa [en los Llanos de Aridane] no se vio afectado por el volcán pero sí el producto. En el primer semestre del año ya hubo una bajada de 8 o 9 millones de kilos menos. Muchas de las fincas que producían y se traían a nuestra empaquetadora están debajo de la lava”, explica. Su empresa ha tenido que acogerse a ERTEs e incluso ha ido gente al paro porque «la actividad de la empresa ha decrecido considerablemente”.

El plátano en La Palma es uno de sus motores económicos con una exportación media de 140 millones de kilos que aportan a la isla 135 millones de euros, según la Asociación de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN). De los más de 400 millones de Kg comercializados por Plátano de Canarias en 2021, el 32% correspondió a la isla de La Palma. El volcán de La Palma atravesó municipios como Los Llanos de Aridane donde el 25% del empleo del municipio dependía de las plataneras dejando a los agricultores muy afectados.

217 hectáreas de cultivo platanero de 569 propietarios quedaron sepultadas bajo la lava y otras 300 hectáreas de 450 propietarios quedaron aisladas o sin acceso de personas o servicios para la producción. Según la ASPROCAN, las ayudas para el sector ejecutadas ascienden a 13,5 millones de euros, pero ateniéndose a las estimaciones de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias las pérdidas ascienden a más de 100 millones de euros.

Futuro para todos

Fátima ha pasado un infierno de año. Tras abandonar su casa se fue a la de sus suegros en Tazacorte, de donde tuvieron que volver a huir ante la llegada de una nueva colada de lava que, afortunadamente, no afectó a su vivienda. Con todo pasaron tres meses en una casa de alquiler. En ese momento barajaron abandonar el valle “como muchos han hecho, unos por jóvenes y otros por mayores”.

Los plataneros de Canarias quieren apostar de nuevo por su producto como motor de la economía del valle y plantean que el malpaís que ahora ocupa su territorio sea transformado en bancales de platanera.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *