Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus

El sector primario canario se sostiene pese a la caída del turismo y la hostelería

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno canario que dirige Alicia Vanoostende ha trazado las líneas para apuntalar la actividad del sector primario, tocado con el estado de alarma. Su estrategia prioriza cuatro ejes de actuación: «la agilización de las ayudas; el mantenimiento de los procedimientos administrativos; la búsqueda de canales de comercialización; y la promoción de los productos de la tierra».

Comparte
Plátano de Canarias

El sector primario canario ha podido mantener la actividad durante el estado de alarma, pero se ha visto seriamente afectado por la caída de dos de sus grandes sostenedores: el turismo y la hostelería, dos actividades cuya paralización han provocado una importante caída de las ventas, sobre todo en subsectores como la flor cortada, las verduras y hortalizas, o el queso.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca en Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, explica que los esfuerzos de este departamento se han centrado precisamente en adoptar medidas de apoyo para «mantener la actividad de este sector esencial, el primario, el único que ha mantenido la producción durante toda esta crisis sanitaria por el coronavirus, lo que demuestra su relevancia a pesar de que las cifras de negocio no son cuantitativamente tan importantes como otros».

Vanoostende destaca que las estrategias que ha desarrollado al frente de la consejería han cubierto cuatro focos de actuación prioritarios: el mantenimiento de los servicios administrativos básicos para facilitar el día a día de los agricultores, ganaderos y pescadores, tanto en el caso de los autónomos como de las empresas; la agilización de la tramitación de ayudas al sector para garantizar su liquidez; la búsqueda de canales alternativos de comercialización; y la promoción de los productos locales para dinamizar la demanda interna.

«Al igual que el sector primario, la Consejería tampoco ha parado, nos hemos adaptado mediante el teletrabajo para que los técnico de la administración autonómica sigan atendiendo cuestiones que necesitan ser resueltas». Se refiere por ejemplo a «la reciente publicación de una guía sanitaria para el transporte de animales hasta los mataderos, procedimientos fundamentales para que el sector siga activo en el día a día».

La consejera destaca también que ante las importantes pérdidas de ventas en determinados subsectores, como el de las flores cortadas, la pesca o la agricultura, se han marcado como objetivo agilizar la tramitación de las ayudas fundamentalmente europeas.

En este capítulo destaca las resoluciones provisionales publicadas recientemente (el 23 de abril) sobre ayudas del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei de 2019), que se concretan en un total de 11,3 millones en subvenciones para los productores de aloe vera y olivo, cultivos forrajeros, tomate de exportación, además de ayudas para la comercialización fuera de Canarias de frutas, hortalizas, raíces, tubérculos alimenticios, flores y plantas vivas y plantas medicinales.

También pone como ejemplo la tramitación este mismo mes de abril de las ayudas por más de 8 millones de euros que contempla el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Alicia Vanoostende recuerda que Europa acaba de dar su visto bueno a las peticiones del Gobierno canario para ampliar las ayudas al sector pesquero y acuícola mediante la aprobación en el Parlamento Europeo de la modificación del Reglamento relativo al FEMP, así como del Reglamento que establece la organización común de mercados (OCM) en el sector de productos de la pesca y la acuicultura.

La nuevas ayudas se han incluido en el marco de la Compensación de los costes adicionales que entrañan los productos de la pesca y acuicultura en las regiones ultraperiféricas, lo que en la práctica habilita un procedimiento que permitirá una ágil aprobación por parte de la Comisión Europea de los planes de compensación modificados.

En este balance «positivo» también incluye la ayuda de medio millón de euros para la modernización de instalaciones ganaderas; y el abono de 2,7 millones de euros para la industria láctea que emplea leche de vaca, oveja y cabra con el objetivo de inyectar liquidez al sector y amortiguar los efectos del Covid-19. Unas ayudas que ya se han abonado a 223 beneficiarios.

En el ámbito administrativo, la consejera recalca el «gran trabajo» que supuso sacar adelante la orden del 17 de abril que garantiza el inicio o continuación, mientras esté vigente el estado de alarma, de los procedimientos administrativos de competencia del área de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias.

Canales alternativos.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias recalca que la gran lucha de este departamento ha sido buscar canales de venta alternativos para la producción hortofrutícola y ganadera tras el cierre del sector del alojamiento turístico y la restauración por el estado de alarma. Una parte de estos excedentes, concreta Alicia Vanoostende, se ha podido canalizar a través de la empresa pública Gestión del Medio Rural de Canarias, que ha actuado como intermediaria con las empresas de la distribución alimentaria que operan en las islas para colocar esos productos sobrantes en sus lineales. Esta gestión ha permitido, destaca, vender más leche y queso fresco de vaca en los supermercados, producciones que antes de la crisis sanitaria acaparaban en mayor medida los hoteles y los restaurantes.

Plátano y tomate.

Alicia Vanoostende destaca que afortunadamente, la campaña del tomate estaba prácticamente terminada cuando comenzó la crisis sanitaria por la pandemia. Y recuerda que los problemas del plátano se deben sobre todo a que la mayor producción de este año ha provocado la caída de los precios.

Fuente: Canarias7.es

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *